Tijuana, BC. Este martes inició operaciones el primer módulo del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) en el país, que servirá para que deportados mexicanos puedan abrir una cuenta de débito en esta institución, llamada: Debicuenta Migrante.

El director general de Estrategia Corporativa de Bansefi, Miguel Carballo, dijo que la meta es abrir por lo menos 5,000 cuentas mensualmente en Baja California, aunque el objetivo es continuar con la apertura de otros 12 módulos ubicados en el resto de los puertos fronterizos.

El principal obstáculo que tenían los migrantes ciertamente era la falta de identificación y por ello no podían abrir una cuenta bancaria, lo principal es que tengan acceso a movilidad económica y es lo que les estamos ofreciendo , aclaró.

Mencionó que cualquier persona puede abrir una cuenta de banco con Bansefi, pero este beneficio para mexicanos deportados es a través del programa Somos Mexicanos, junto con el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Explicó que, además de abrir una cuenta de ahorro, tendrán acceso a la captación de remesas, cambio de divisas, al igual que la adquisición de microseguros de 750 dólares en caso de muerte, desmembramiento o un accidente, y de hasta 7,500 dólares por gastos funerarios.

Sentido social

El delegado del INM en Baja California, Rodulfo Figueroa Pacheco, afirmó que durante el 2016 un total de 219,000 personas fueron deportadas de Estados Unidos hacia la entidad, a quienes se les dará la posibilidad de abrir la cuenta bancaria una vez que pasen por las oficinas federales.

El programa tiene un sentido social, no es hacer un negocio sino ayudar a los migrantes a que puedan integrarse rápidamente a la sociedad y una de las mejores herramientas son las actividades financieras, la movilidad económica qué muchas veces no tienen , mencionó.

Detalló que en lo que va del año, alrededor de 9,600 personas fueron deportadas a Baja California, de las cuales 60% fueron recibidas en Tijuana, por lo que esperan que aquellos que decidan abrir una cuenta de banco tengan mayor acceso a servicios básicos y a poder incorporarse al sector financiero.

Después de la inauguración en Tijuana, continuarán en Mexicali, Ciudad Acuña, Nogales, Nuevo Laredo, Ciudad Juárez, San Luis Río Colorado, Ojinaga, Piedras Negras, Reynosa, Matamoros y la Ciudad de México.

estados@eleconomista.mx