Alrededor de 90% de los proyectos que realiza Desarrollos Residenciales Turísticos (DRT) se concentra en Querétaro, aseguró el director general de la compañía, Víctor David Mena Aguilar.

Actualmente, el desarrollo más grande que realizan tanto en magnitud como en relevancia, dijo, es el de Zibatá, ya que forma parte del fondo de 250 millones de dólares con el que cuenta el Grupo Supraterra para su desarrollo, junto con otros en la región Bajío.

Aunado a ello, agregó, se construyen desarrollos habitacionales en Juriquilla, al norte de la ciudad de Querétaro. Ahí, DRT, en conjunto con la familia Torreslanda, trabajan en alrededor de 1,200 hectáreas, en siete fraccionamientos de vivienda residencial.

En el rubro de comercio, recordó que la plaza comercial inaugurada en noviembre pasado, Antea LifeStyle Center, forma parte de los proyectos en los que participa DRT. Frente a Antea ya se desarrolla otra área comercial denominada Power Town, en donde ya se ubica un Walmart.

Detrás de ambos proyectos, explicó, continuará el desarrollo de la zona, en línea con la planeación para su expansión.

Detrás de Antea habrá aproximadamente dos hoteles, se tiene planeado un hospital, viviendas y oficinas, las cuales arrancarán dentro de dos o tres meses más. Es un complejo que llevará 10 años más en desarrollarse , dijo.

En tanto, del lado del Power Town, está en construcción La Loma, que será el centro deportivo más grande del país, después de La Loma de San Luis Potosí, aseguró.

Ahí tendrán cabida tanto atletas de alto rendimiento como profesionales de los diferentes deportes que hay en México, así como entre 4,000 y 5,000 familias en 10 hectáreas de terreno con 12 canchas de tenis, cuatro canchas de racket, cuatro canchas de futbol, y otras 36 disciplinas , explicó.

Para dicho proyecto, estimó una inversión de 500 millones de pesos; sin embargo, pudiera modificarse una vez concluida la construcción.

OTROS

La compañía, recordó, donó una extensión de 130 hectáreas para el proyecto de Arkansas State University, que inició su construcción en días pasados en el municipio de Colón.

El grupo desarrollador, en conjunto con la familia Torreslanda, conjuntamos un polígono de 1,000 hectáreas; 130 se donaron a la Universidad de Arkansas , informó.

Fuera de Querétaro, DRT trabaja en el desarrollo habitacional Sanda, en León, Guanajuato. Un área de 100 hectáreas, que podría extenderse en 450 más.

sirse.rosas@eleconomista.mx