Cancún, QR. Cubma International, empresa quintanarroense especializada en comercialización de tiempos compartidos, está a punto de cerrar negociaciones con Cuba para vender a nivel internacional membresías de los clubes vacacionales construidos en torno a la Marina Gaviota Varadero, catalogada como la más grande de Latinoamérica que se inauguró a finales de 2013.

Enrique Baca, director de la firma, dijo que este emprendimiento arrancó hace cuatro años con el diseño de todo el esquema de promoción y venta de tiempos compartidos adaptados al sistema cubano, en donde no existe la propiedad privada.

En Cuba no se tiene la posesión total de una propiedad, porque la tierra es patrimonio del Estado; entonces sólo se venden las membresías de un determinado desarrollo ya sea por 5,10 ó 20 días en un club vacacional , dijo.

La empresa tendría la concesión para comercializar 1,350 departamentos y habitaciones de lujo en torno a la Marina Gaviota, ubicada en el extremo de la Península de Hicacos. Este proyecto comprende además un lujoso hotel de la firma Meliá, centros comerciales, servicios técnicos y espacio para albergar más de mil yates de lujo.

Expandirse, el plan integral

El directivo de Cubma International dijo que todo está prácticamente listo para iniciar este emprendimiento que sería el plan piloto para después expandirse en el corto plazo a otros destinos que se están detonando en Cuba, como Trujillo, Trinidad o la Isla de la Juventud.

Sólo les resta resolver el tema del pago de salarios, pues las leyes cubanas impiden la contratación directa de personal a empresas extranjeras. Además, deben cotizar a nivel internacional el salario promedio de un determinado puesto para fijar en base a eso el sueldo de sus empleados.

El empresario asistió al encuentro de negocios México-Cuba en donde pidió apoyo a funcionarios diplomáticos de la isla para conocer la actualización del modelo económico de la isla, donde al parecer se eliminó la prohibición de la contratación directa de empleados, pero sigue prohibiendo el pago de comisiones como sustituto del sueldo fijo del trabajador.

En caso de lograr resolver estos inconvenientes, aseguró que el potencial es enorme, pues en los últimos dos años se han construido más de 6,000 nuevas habitaciones en varios destinos de la isla y Cubma International estima que podrían exportar su expertise en venta de tiempos compartidos para un total de 10,000 habitaciones de diferentes cadenas en los próximos 5 años.

jvazquez@eleconomista.com.mx