Cancún, QR. El presidente municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, dio a conocer que muy difícilmente regresarán los cruceros a zarpar desde los puertos de Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales, derivado de la politización del Covid-19 en aquel país.

“Vemos muy difícil que vayamos a tener cruceros antes de la elección presidencial en Estados Unidos, la cual será el próximo 6 de noviembre; el tema del coronavirus se ha politizado y no creemos que el gobierno de Trump vaya a correr el riesgo de permitir el embarque en los puertos de Estados Unidos. No hay una restricción hacia Cozumel u otros puertos del Caribe, la restricción está en los puertos de los Estados Unidos, llámese Alabama, Missouri, Texas y Florida”, dijo el alcalde insular.

He buscado ser muy sincero, he estado en cercanía con las navieras, buscando que regresen lo más pronto posible, pero está fuera de sus manos; es un tema regulado por las autoridades de salud de Estados Unidos, dijo en un mensaje en redes sociales.

Previamente, el alcalde dijo que Cozumel es el tercer municipio más golpeado por la crisis derivada de la pandemia de coronavirus, con más de 12,000 empleos directos perdidos y una reactivación relativa que no podrá completarse hasta que no regresen los cruceros a la ínsula, ya que es la principal actividad económica que les genera ingresos.

La importancia de Cozumel

En el 2019, Cozumel cerró con 4.5 millones de cruceristas; este volumen de viajeros es poco más de la mitad de los 8.9 millones de turistas que llegaron al resto de los 27 puertos de todo el país, que también reciben estos hoteles flotantes.

Mientras, los puertos de Ensenada, San Carlos, Cabo San Lucas, La Paz, Pichilingüe, Puerto Escondido, Loreto, Santa Rosalía, Guaymas, Topolobambo, Mazatlán, Puerto Vallarta, Manzanillo, Zihuatanejo, Acapulco, Huatulco y Puerto Chiapas recibieron en su conjunto 950 barcos a lo largo del 2019, Cozumel llegó a los 1,366 atraques, lo cual significa que la isla captó 416 más barcos que toda la región Pacífico del país.

Esto significa al mismo tiempo, que desde el inicio de la pandemia, las pérdidas se hayan concentrado en Cozumel y Mahahual (sur de Quintana Roo), los cuales en conjunto han dejado de recibir 1.6 millones de cruceristas, es decir, más de dos terceras partes de las pérdidas a nivel nacional, entre enero y junio del 2020.

En la primera mitad del 2019 Cozumel había recibido ya 723 cruceros y 2.4 millones de cruceristas, para enero-junio del 2020 registra apenas 1.1 millones de turistas, cifra que se ha mantenido estancada desde la segunda quincena de marzo en que se cayó a ceros la recepción de barcos en la isla y en todo el país.

En el caso de Mahahual durante la primera mitad del 2019 recibió 258 barcos; para el mismo periodo del 2020 sólo ha captado 141, además de que el número de cruceristas cayó de 867,636 en el 2019 a 455,179 durante el 2020.

La caída en el caso de Cozumel es de 53% en número de cruceristas (-1.2 millones), mientras que para Mahahual el porcentaje de caída es de 47.5% (-412,457).

estados@eleconomista.mx

kg