Al menos 45 empresas constructoras que pertenecen a jóvenes buscan alcanzar las cifras de inversión logradas el año pasado, cuando ejecutaron obra pública por 10 millones de pesos de la Comisión Estatal de Caminos (CEC), 15 millones de pesos del ayuntamiento de Corregidora y 20 millones de pesos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP).

La presidenta de Jóvenes Empresarios de la delegación estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Aline Papacostas Sandoval, explicó que hay un interés creciente por participar en la obra pública estatal, por lo que los constructores se capacitan y se acercan a las grandes empresas para recibir asesoría.

Los apoyos y facilidades por parte de la SDUOP y de la CEC fomentan la participación de los Jóvenes de la CMIC en la obra pública, sobre todo a través del programa Soluciones que contempla acciones menores que impulsan al sector, al permitir la competencia de los constructores que apenas empiezan.

Cada empresa de jóvenes genera en promedio cinco empleos, aunque hay algunas que tienen una gran cantidad de empleados y se consolidan con la generación de más obra pública en la que pueden participar.

El coordinador de la CEC, Gerardo Vázquez, señaló que en lo que va del año 15 constructoras de jóvenes participaron en las licitaciones de obra, pero sólo 6 de estas empresas ganaron la asignación de las acciones.

Estimó que una de las principales causas por las que las constructoras de jóvenes no obtienen los contratos radica en su falta de experiencia en los procesos de licitación y no en su capacidad.

En lo que va del año, la CEC realizó o tiene en ejecución más de 30 obras, con un monto de alrededor de 10 millones de pesos, pero se espera que en el segundo semestre del año la cifra de proyectos sea mayor.