La sectores económicos de la construcción y del comercio minorista presentan dinámicas distintas en las entidades federativas del país; la actividad industrial se contrae por los recortes al gasto público, mientras la terciaria crece por la estabilidad del consumo privado, aseveran analistas.

En los primeros 11 meses del 2016, el valor real de la construcción registró a nivel nacional una caída anual de 1.3%; de las 32 entidades federativas, 17 mostraron disminuciones, donde las más pronunciadas se observaron en Tlaxcala (47.4%), Tabasco (44.1%) y Morelos (37.8%), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De los 15 territorios con crecimientos, el grupo encabezado por Zacatecas (66.4%), Quintana Roo (65.6%) y Aguascalientes (31.4%), 11 exhibieron variaciones anules negativas en el 2015, es decir, provenían de una base de comparación baja; los otros cuatro estados desaceleraron.

Ante este panorama, el analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez, refirió que la construcción tuvo un retroceso importante por el cambio de paradigma en el modelo de vivienda que ha implementado el actual gobierno, que afectó a gran cantidad de empresas, ya que antes existía un modelo masivo y ahora se enfoca a una mayor planeación, donde se construye cerca de los lugares de trabajo.

Asimismo, agregó que el valor de la construcción disminuyó porque los recortes del gasto público se dieron principalmente en la inversión pública, por lo que algunas obras se han visto rezagadas, suspendidas o canceladas.

Consideró que este año la caída va a ser más pronunciada porque la inversión pública retrocederá más este 2017.

No obstante, dijo, algunos estados no se verán afectados, como la Ciudad de México, que tiene proyectos del Metro o incluso del Tren Interurbano

En la misma línea, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, indicó que la construcción está teniendo una clara desaceleración, ya que particularmente hay ciertos tipos de obras que son públicas y que han dejado de generarse.

En el caso de Quintana Roo, Kristobal Meléndez manifestó que es un estado que tiene mucha inversión a través de los hoteles, la construcción no se ve tan afectada porque existen diversos desarrolladores inmobiliarios; mientras en Aguascalientes, existe un nuevo modelo, al igual que en otros estados, que invierten más en carreteras.

Con relación a los territorios que presentaron descensos anuales, José Luis de la Cruz informó que en Tabasco corresponde al problema económico que vive la entidad por la crisis del sector petrolero, en Morelos no se ha desarrollado el mejor desempeño económico y en Tlaxcala existe rezago.

El analista del CIEP explicó que como Tabasco es uno de los estados petroleros, cuando existen caídas en esta actividad económica también se muestran disminuciones en la construcción de vivienda, debido a que las personas dejan de tener empleo en este sector, por lo tanto, se reducen los créditos de INFONAVIT y FOVISSSTE.

Ingresos minoristas

Entre enero y noviembre del año pasado, los ingresos por suministro de bienes y servicios del comercio al por menor presentó a nivel nacional una tasa anual de 8.7%, mostrando una tendencia de aceleración; de los 32 estados, sólo Tabasco exhibió una caída (1.3%), mientras los mayores aumentos se dieron en Chiapas (46.1%), Durango (35.9%) e Hidalgo (31.9%), según información del Inegi.

Al comparar la tasa anual de igual periodo del 2015, a excepción de Tabasco, que provenía de un crecimiento, únicamente dos estados desaceleraron: Guerrero (de 13.8 a 8.1%) y Campeche (de 8.0 a 0.3 por ciento).

En Chiapas, el analista del CIEP aseguró que es un estado agrícola, por lo que los ingresos del comercio minorista se encuentra en mayor medida en productos de este tipo que son de menor costo por tratarse de primera necesidad.

Mientras en Durango y Guanajuato, comentó, son territorios ubicados más hacia el centro del país, por lo que no suelen tener un efecto significante de tipo de cambio que les afecta en las importaciones como en la región norte, y por ende, el traspaso a la inflación es menor.

Sobre Tabasco y las entidades que desaceleraron, Kristobal Meléndez explicó que las economías tabasqueña y campechana resienten el retroceso de su actividad por la actualidad del sector petrolero, y en Guerrero, el problema es la inseguridad.

En general, el dinamismo en el comercio minorista es más estable, a veces se puede ver una caída o un incremento dependiendo de cómo se están dando las condiciones en el mercado , concluyó.

[email protected]