Para que el turismo siga siendo una herramienta de la economía del país, es necesario que exista una conectividad entre regiones y entidades, para un desarrollo integral y sustentable.

Así lo refirió el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, durante su participación en la mesa de análisis Una visión distinta: el turismo por regiones, el caso de la Península de Yucatán, donde destacó que para competir con otros destinos turísticos es fundamental ofrecer mayores atractivos y actividades a los visitantes, convertirlo en un solo destino .

Asimismo, reiteró que el turismo, tanto a nivel internacional como nacional, genera una importante derrama económica y contribuye con la generación de un número importante de empleos.

El turismo regional, explicó, tendría efectos positivos para atraer a más visitantes, sobre todo de distintas partes de la República Mexicana, hacia la península de Yucatán.

El mandatario de Quintana Roo refirió que, entre enero y agosto del 2016, el estado recibió alrededor de 40% de los 32 millones de visitantes internacionales de México, por lo que el destino cerró con el arribo de más de 15 millones de visitantes, incluidos cruceros y turistas de estancia, además de un tránsito de 640,000 personas que ingresaron por la frontera sur desde Belice.

Conjuntar factores

En su oportunidad, el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, comentó que el estado fortalece la visión regional, por lo que es necesario conjuntar todos los factores, tanto económicos como culturales, para visualizar una nueva perspectiva del turismo.

Manifestó que el turismo es una de las actividades que mejor permite complementar las fortalezas competitivas con respecto a la identidad de cada estado y región.

En ese sentido, se trata de un sector que impulsa otras actividades de bienes y servicios, por lo que es necesario crear condiciones para ser más competitivos, como la innovación y nuevas tecnologías .

Ambos gobernadores coincidieron en la importancia de trabajar en conjunto en la promoción de los destinos, para atraer más visitantes y una mayor diversificación económica.

ilse.becerril@eleconomista.mx