Monterrey, NL. Para el Clúster Energético de Nuevo León, el aumento del precio del gas natural de 3.5 dólares por millón de BTU (Unidad Térmica Británica), a 6 dólares por millón de BTU, impacta localmente y existe el riesgo de una escalada de precios que podría enfrentar la industria, esto dependerá de las condiciones climáticas en los próximos meses, de los precios de los energéticos y de la demanda internacional, comentó a El Economista, Amado Villarreal González, director general del Clúster.

Actualmente hay una gran demanda de gas natural por parte de Europa y Asia, debido a compras anticipadas al invierno al principal proveedor que es Rusia, sin embargo, una parte de la producción de gas natural de Estados Unidos se está desviando para gas natural licuado, lo que ha atenuado la escalada de precios en México, mencionó.

“El gas natural, de haber tenido niveles de 3.5 dólares por millón de BTU, ha subido a 6 dólares, los futuros están manejando de 6 a 7 dólares por millón de BTU, esto dependerá de las condiciones que se vayan a dar los próximos meses, el gas natural tiene una referencia internacional, el precio al final está asociado con el precio de los energéticos a nivel global, e impacta a nivel local”, enfatizó el directivo.

Recalcó que en el país no se ha hecho un esfuerzo o una inversión importante para incrementar la infraestructura de almacenamiento, el gas natural tiene que ser almacenado en cavernas, ni la producción de gas natural, “Nuevo León está enfrentando las correcciones de precio, que a su vez están atadas a las condiciones climáticas que vayamos a tener en los próximos meses”.

“Entonces, si es un riesgo, que estaremos enfrentando en la industria, si vemos el caso de los hogares como sucedió en el pasado febrero, con las bajas temperaturas en Texas, (que afectaron el suministro) vimos que el consumo doméstico es de 2 o 3%, creo que se puede cubrir, el problema es la industria, qué puede hacer ante una escalada de precios”, dijo.

Un análisis de Banco Base, sobre la Crisis del Sector Energético, advierte que “no hay suficiente gas natural para la recuperación económica post-pandémica y reponer las reservas agotadas antes de los meses de frío”.

“El escenario energético global hace que los consumidores de gas natural, sobre todo en Europa y Asia, se preparen para competir por los envíos de gas natural licuado de Qatar y Estados Unidos, lo que continuará presionando al alza los precios de los energéticos. Las expectativas son sombrías. En Qatar, el ministro de energía, Saad Al-Kaabi, advirtió que la demanda es tan grande que no podrán atender a todos sus clientes”, indica el análisis de Banco Base.

Menciona que el precio del gas natural en el New York Mercantile Exchange, ha repuntado 103.35% durante 2021, y ha alcanzado un nuevo máximo de 6.4 dólares por millón de BTU,el pasado 6 de octubre, cifra no vista desde febrero de 2014.

“En febrero tuvimos un problema de interrupción del suministro de gas (por la helada en Texas), ahorita no estamos hablando de problemas de ese tipo, es una situación de mercado, una mayor demanda hacia la disponibilidad de gas afecta los precios y nosotros somos importadores netos de gas natural”, debido a que no se ha desarrollado infraestructura de almacenamiento ni se ha promovido la producción de gas natural en el país, recalcó el director del Clúster Energético de Nuevo León.