Puebla, Pue. El presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), Diego Elizarrarás Cerda, indicó que en el norte del país han cerrado de 5 a 8% de los puntos de venta de franquicias establecidas en dicha región, principalmente por los incidentes violentos e intentos de extorsión del crimen organizado y agregó que algunos de estos negocios han reabierto en estados del occidente y centro, como Guadalajara, Puebla, Guanajuato y Distrito Federal.

Manifestó que otra consecuencia de la inseguridad del norte es que empresarios del sector definitivamente han aplazado sus aperturas programadas en dicha zona fronteriza para el 2011.

El representante empresarial estimó que lo anterior podría significar unos 650 puntos de venta de franquicia que han cerrado en los últimos tres años en el norte del país y, en varios casos, han preferido mudarse a otras entidades; aunque desconoció ese número.

Sin embargo, aclaró que no necesariamente todos los casos de cierre han sido por la inseguridad, aunque sí más de la mitad.

Agregó que las sucursales de las franquicias tienen un riesgo de cierre de 1 a 3%, pero en la región del norte esa cifra se duplica como consecuencia de la inseguridad.

Mencionó que el rubro más afectado por los incidentes delictivos es el de los alimentos.

Los empresarios del sector han tenido que hacer ajustes en la platilla laboral y hasta de cambio de sede, pues no es lo mismo que un restaurante reciba a 100 comensales diarios que a la mitad , comentó.

[email protected]