Cientos de negocios de mercados como Pedro Escobedo, La Cruz y locales de Plaza Las Américas, Sendero, entre otros centros comerciales, cerraron la tarde del jueves ante la presunta alerta de robos, que se generó a raíz de una riña en el Centro Histórico de la capital, lo que ocasionó una ola de pánico entre los comerciantes.

Los rumores provocaron histeria colectiva, que aludían a robos en locales y a la presencia de manifestantes. Esto derivó en la movilización de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y Policía Estatal.

De manera paralela, y en diferentes momentos, el secretario de gobierno capitalino y el director de la Policía Estatal, Manuel Velázquez Pegueros y Ángel Rangel Nieves, respectivamente, descartaron cualquier situación de saqueos y pidieron a la población informarse a través de los canales oficiales de las autoridades.

Frustran saqueo en SJR

Mientras tanto, en San Juan del Río, autoridades municipales y estatales pusieron a disposición del Juzgado Cívico de San Juan del Río (SJR) a 24 personas, luego de que se difundiera en redes sociales un intento de saquear una tienda Chedraui en aquella demarcación.

La información fue confirmada por el secretario de gobierno del estado, Juan Martín Granados Torres, quien indicó que entre los detenidos se encuentra el presunto autor intelectual del hecho, motivo por el que fue presentada una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, para iniciar una carpeta de investigación.

Un joven hizo una convocatoria de manera irresponsable en redes sociales, esto provocó que llegara gente curiosa con intenciones de vandalizar y muchos de esos jóvenes que se encontraban ahí empezaron a violentar verbalmente a la autoridad , mencionó.

Entre los remitidos se encontraban tres menores de edad, quienes deberán responder ante la autoridad pertinente por la falta administrativa generada.

La convocatoria que circuló en diversas redes sociales invitaba a la población a realizar un saqueo total a las 9:30 de la noche del miércoles, lo que orilló a la tienda a desalojar a cerca de 200 compradores y a cerrar sus puertas.