Guadalajara, Jal. Pese a la ola de contagios de Covid-19 que se registra actualmente en Jalisco y varias entidades del país, el municipio de Chapala y la delegación de Ajijic —en donde habita la mayor comunidad de estadounidenses fuera de Estados Unidos—, prevé un escenario optimista en cuanto a atracción de turistas nacionales y extranjeros este 2022.

“La comunidad extranjera son los que están más confiados y están disfrutando más el destino. La comunidad extranjera, la gran mayoría son de 60 años y más, entonces son los primeros que se vacunaron, son los que cuidan más los protocolos sanitarios así que se sienten seguros y están disfrutando del paraíso que es Chapala”, dijo a El Economista la directora municipal de Turismo, Paola De Watterlot.

Sin embargo, en la ribera del lago más grande de México, los extranjeros son residentes mientras que los visitantes proceden, en su mayoría, de la zona metropolitana de Guadalajara. 

“Aquí en Ajijic se ha concentrado también una comunidad de europeos, no muy grande pero sí muy importante. En Chapala tenemos una colonia de franceses, pero también tenemos suizos, ingleses”, subrayó De Watterlot.

La funcionaria comentó que solo durante el fin de semana, hay un flujo aproximado de 20,000 automóviles entre el Pueblo Mágico de Ajijic y la cabecera municipal de Chapala por lo que la dirección de Turismo municipal tiene listo un proyecto de vialidad para que visitantes y residentes eviten el caos que se genera.

Inversión

Tras afirmar que el destino cuenta con una oferta de restaurantes de primer nivel, hoteles boutique y espacios de alojamiento de todos los niveles, la directora de Turismo municipal convocó a inversionistas tanto nacionales como extranjeros, a inyectar su capital en proyectos de turismo sustentable.

“Queremos invitar a inversionistas y ofrecerles negocios pero respetando las tradiciones y la forma de vida de las poblaciones nativas y queremos que ya no vengan solamente inversiones en desarrollos inmobiliarios sino que haya más proyectos de ecoturismo y que la gente no tenga que vender sus propiedades”, sostuvo.

Además del ecoturismo, las autoridades locales buscan atraer inversiones también en proyectos para ofertar servicios de salud al turismo internacional toda vez que hay extranjeros que van a Guadalajara a realizarse alguna cirugía cosmética, y Chapala, dijo De Watterlot, es una excelente alternativa para que la gente se traslade a la Ribera a recuperarse en una clínica con cuidados postoperatorios o en un spa especializado.   

“Tenemos el mejor clima del mundo y además tenemos gente profesional que es bilingüe y trilingüe”, comentó.