En los últimos tres meses del 2016, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) presentó diversos dictámenes e iniciativas de Ley en materia de movilidad y vivienda, la nueva Ley de Vivienda, e incrementó atribuciones a la Semovi para regular la operación y cobro de parquímetros.

El 17 de septiembre del 2016, antes de que el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, presentara su IV Informe de actividades ante el pleno de la ALDF, los diputados locales declararon la apertura del primer periodo de sesiones ordinarias del segundo año de ejercicio.

Movilidad

Uno de los dictámenes más relevantes que se presentó ante el pleno de la ALDF fue la iniciativa con proyecto de decreto por el que se adiciona una fracción al artículo 12, se reforma el segundo párrafo y se adicionan un tercero párrafo y siete incisos al artículo 74, de la Ley de Movilidad, para establecer como obligatorias para el ascenso y descenso de pasajeros, las bahías que el gobierno de la ciudad debe acondicionar en vialidades primarias y secundarias.

El objetivo principal de la propuesta es establecer los parámetros de funcionamiento de las paradas específicas del transporte público, así como establecer gradualmente las bahías de estacionamiento de este transporte y que cuenten con la información de interés con respecto a la zona en que se ubican, para brindar un mejor servicio al usuario. Además, la presente iniciativa tiene como objeto establecer la obligatoriedad de realizar el ascenso y descenso de pasajeros del Sistema Integrado de Transporte únicamente en las paradas establecidas para ello.

Asimismo, a iniciativa del PAN, el órgano legislativo aprobó con 30 votos a favor, 17 en contra y cero abstenciones que la Secretaría de Movilidad (Semovi) adquiera la facultad que hasta ahora tenía la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) en coordinación con la Autoridad del Espacio Público (AEP) de regular la operación y cobro de los parquímetros en la capital.

Semovi también se hará cargo de la implementación y cobro por sistemas de control, supervisión y de estacionamiento de vehículos en la vía pública, ya sea en forma directa o a través de concesionarios.

Vivienda

Uno de los temas que causó más polémica fue la Ley de Vivienda, impulsada por el PRI y el PRD, que incluía en el artículo 26 el término plusvalía; sin embargo, el 16 de diciembre el pleno de la ALDF, con 57 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, aprobó en lo general y en lo particular el dictamen con las observaciones y modificaciones hechas a la nueva Ley de Vivienda, avalada por el órgano legislativo, y en la que se elimina el término plusvalía y se mejora la redacción del artículo 94.

La redacción de dicho artículo quedó de la siguiente manera: El gobierno de la Ciudad de México destinará los recursos recabados por concepto de mejoras, medidas de mitigación e incrementos a la densidad por parte de empresas desarrolladoras, al mejoramiento del espacio público, infraestructura urbana y, en general, al entorno de la zona donde se llevó a cabo el desarrollo.

Por otro lado, con 51 votos a favor el pleno aprobó el dictamen que contiene las observaciones por las que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal, presentado por el PAN.

La presidenta de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana, Margarita Martínez Fisher, aseguró que estas observaciones presentadas por el titular del Ejecutivo local contribuyen al perfeccionamiento del dictamen y, sobre todo, abonan a tener una mejor operatividad de esta ley, que se logró consensuar en el pasado Periodo Extraordinario en septiembre.

La legisladora explicó que del artículo Primero se reforma el texto de la Fracción Primera a fin de quedar como párrafo penúltimo y adicionar un nuevo texto a la Fracción Tercera, así como a las fracciones Cuarta y Quinta, todas del Artículo Octavo de la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal.

Cabe destacar que del 22 de septiembre al 24 de noviembre la ALDF canceló siete sesiones ya iniciadas por falta de quorum y dos sesiones no pudieron comenzar.

ilse.becerrril@eleconomista.mx