Puebla, Pue. El Consejo Agropecuario Poblano (Ceagro) buscará apoyo del gobierno de Miguel Barbosa Huerta para 13 proyectos en este 2020, requiriendo 180 millones de pesos para su ejecución en los sectores agrícola y avícola.

Así lo indicó José Ignacio Menéndez Priante, presidente de ese organismo, quien añadió que es indispensable crear cadenas productivas para ser más competitivos.

"Es momento de que las autoridades locales apuesten por tomar en cuenta las propuestas elaboradas a raíz de que se anunció, en agosto pasado, que la nueva conformación de las regiones del estado pasará de 7 a 32 en este año", señaló.

La cartera de proyectos, dijo, va encaminada al fortalecimiento del campo poblano para aminorar los rezagos que se tienen en algunos municipios por la falta de apoyos, los cuales si se daban, "sólo contribuían a mantener el autoconsumo y no para hacer productivas a las localidades más marginadas".

En el ejercicio fiscal vigente, la Secretaría de Desarrollo Rural tiene etiquetados 1,649.8 millones de pesos, mientras que en el 2019, cuando se llamaba Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial, le asignaron 575 millones.

"La visión del mandatario Barbosa Huerta sobre crear más regiones productivas, es una oportunidad que se ha esperado durante años, por lo que se quiere contribuir con propuestas factibles", ahondó Menéndez Priante.

"Los proyectos son para trabajar en alianzas con autoridades estatales, en lugar de dar apoyos individuales, los cuales en muchos casos fracasan", apuntó.

En el caso de la avicultura y porcicultura, mencionó que la propuesta va enfocada en bioseguridad para proteger las granjas con una mejor sanidad e inocuidad de los productos, debido a que son susceptibles a brotes de virus.

Los avicultores en específico requieren plantas de rendimiento, donde se puede hacer harina a base de residuos de carne de aves muertas, cuyo producto se puede ocupar para hacer alimento para mascotas.

El presidente de Ceagro sostuvo que en las regiones es factible impulsar criaderos no sólo de bovinos y ovejas, sino también de conejos y abejas, con el fin de que se tengan pequeños y medianos ganaderos.

En este contexto, expuso que el trabajo requiere de la asesoría técnica de las autoridades para alcanzar resultados positivos, en lugar de únicamente ofrecer medidas paliativas que no generan un beneficio a corto plazo.

"Las metas son a dos años para dar resultados tangibles y esperamos tener el acercamiento con la administración estatal lo antes posible en este mes de enero, y en caso de tener el visto bueno, que se puedan iniciar los proyectos después del primer trimestre", puntualizó.

El campo poblano, detalló, padece subutilización, debido a que aproximadamente 7,000 hectáreas están abandonadas en 30 municipios de las sierras Norte y Nororiental, "es un reto rescatar al menos 40% de esa superficie en los próximos cinco años".