La Comisión de Tránsito, Vialidad y Autotransporte Público, de la LVI Legislatura, aprobó iniciativas de ley para modificar los artículos 69, 73, 74 y 76 de la Ley de Tránsito del Estado de Querétaro, con el objetivo de aumentar sanciones a quienes conduzcan bajo los efectos del alcohol.

Con esta iniciativa, la sanción que se imponga a quienes manejen vehículos en estado de ebriedad o luego de haber ingerido alguna droga se amplía a tres castigos: una multa que será de hasta 200 días de salario mínimo, es decir, casi 11,000 pesos; trabajos en favor de la comunidad en un término no menor a 200 horas y no mayor a seis meses, que es una sanción que la ley no contemplaba, y el arresto hasta por 36 horas.

La Ley de Tránsito del estado ofrece un beneficio a los infractores cuando pagan dentro de un tiempo determinado y tratándose de la aplicación de multa de 50 por ciento. En el caso de quien incurra en esta infracción no será sujeto de beneficio, la multa será de 1,000 pesos , explicó el legislador panista Marcos Aguilar, presidente de la Comisión de Tránsito.

De esta manera, se reforma también el artículo 74, mediante el cual será sujeto a un arresto de 36 horas el conductor del vehículo que permita a los ocupantes tomar bebidas embriagantes, escandalizar o realizar cualquier tipo de desorden dentro del vehículo.

La propuesta fue presentada a la referida comisión legislativa por el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Adolfo Ortega, con la finalidad de preservar la vida y el patrimonio de las personas.