Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) solicitará al gobierno estatal que subsidie, por segunda ocasión, con 50 millones de pesos la compra de casas, esto en beneficio de poblanos que ganan no más de 2.8 salarios mínimos y que les impide tener capacidad para acceder a un inmueble.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente del organismo con 59 socios, recordó que en noviembre del año pasado se dio ese apoyo a través de un convenio del mandatario poblano, Miguel Barbosa Huerta, con el Instituto Nacional del Fondo de Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), ayudando a 1,500 personas con créditos.

Gómez Monroy indicó que ese tipo de subsidios dan fluidez a la venta de casas que se construyeron en el 2019, cuya meta fue de 17,000 terminadas, y que con la pandemia de Covid-19 ha desacelerado la aprobación de créditos en el presente año, a partir de mayo.

Recordó que los recursos también consideraban ayudar a las personas para el pago de deuda de aquellos que perdieron juicios y que hay una sentencia para desalojarlos de sus casas.

“El año pasado lo vimos como un acto de buena fe del gobierno estatal, pero en este 2020 es una necesidad que ayudará al mercado de la vivienda, el cual está teniendo una contracción de 30% en las ventas desde junio”, ahondó.

50% casas de interés social

Asimismo, recordó que 50% de la oferta es de interés social y se coloca a través del Infonavit, mientras que la otra parte que es de tipo medio residencial y residencial, es vendido por créditos bancarios, mismos que en este momento de pandemia hay mucha rigurosidad para aprobarlos. 

Dijo que a través del convenio, si se vuelve a dar, los interesados de ejercer su crédito con el subsidio, pueden elegir entre una casa nueva o alguna usada, al tener de estas últimas un inventario de 1,400 que fueron recuperadas de invasiones mediante procesos judiciales.

Sostuvo que el panorama es complicado para el sector dentro del segundo semestre, porque no pueden retomar proyectos que dejaron al 50% de avance o han tenido que cancelar otros por la pandemia, que mantiene en inactividad a las empresas desde finales de marzo por la declaratoria de emergencia sanitaria de la Federación y  los decretos del gobierno estatal para impedir que regresara el gremio constructor por representar riesgos de contagios.

En caso de ser necesario, puntualizó, habrá empresarios dispuestos a bajar el costo de los inmuebles para aminorar la contracción del mercado que empezó a resentirse más en julio. 

La Canadevi en Puebla bajó su meta de construcción de 19,000 a 13,000 casas por los paros y tienen la expectativa de entregarlas en enero si reanudan actividades en lo que resta de agosto.

[email protected]