Fitch Ratings ratificó la calificación de AA-(mex) a la calidad crediticia del municipio de Torreón, Coahuila, además de modificar la perspectiva de Estable a Negativa.

El cambio en la perspectiva crediticia obedece al deterioro paulatino observado en la flexibilidad financiera y la posición de liquidez del municipio, producto del crecimiento del gasto operacional y la inversión durante el 2015 y a septiembre del 2016.

La calificación podría bajar si Torreón no revierte la tendencia del gasto y no recupera los niveles de ahorro interno ni logra recortar en forma contundente su pasivo circulante , destaca la firma.

En contraste, el municipio disminuyó en forma importante sus obligaciones contingentes a través del fortalecimiento financiero y operativo del Sistema Municipal de Agua y Saneamiento y mediante la reforma reciente al sistema de pensiones que le brinda viabilidad financiera permanente.

Asimismo, mantiene fortalezas crediticias, como nivel de endeudamiento bajo, recaudación local sólida y creciente, proporción adecuada del gasto de capital en el gasto total e indicadores socioeconómicos superiores a la media nacional.

En el 2015, el gasto operacional del municipio aumentó 16.8%, producto de incrementos de 13.8% del gasto corriente y 35.2% de las transferencias no etiquetadas. Este incremento fue superior al crecimiento de 5.8% de los ingresos fiscales ordinarios, lo que revirtió la tendencia creciente que había demostrado el ahorro interno entre el 2011 y el 2014.

Pese a que la inversión municipal experimentó un recorte, la inversión total siguió aumentando, gracias a la captación de mayores recursos estatales y federales etiquetados para obra .

Al tercer trimestre de este año, el crecimiento anualizado del gasto operacional (15.6%) siguió siendo superior al de los ingresos fiscales ordinarios (4.1%), pese a que los ingresos propios presentaron una evolución favorable, al aumentar 11.5 por ciento. De mantenerse estas tendencias, Fitch Ratings estima que el ahorro interno será muy bajo o incluso podría tornarse negativo al cierre del ejercicio.

Captación de recursos

Debido a que Torreón no contrató deuda pública de largo plazo, el déficit ha sido financiado con un incremento sostenido del pasivo circulante y una reducción en el nivel de efectivo.

Tomando en cuenta las características y el alcance de las inversiones realizadas, el municipio espera captar recursos estatales y federales multianuales por aproximadamente 900 millones, que le permitirán fortalecer su posición de liquidez hacia finales del 2017.

A septiembre de este año, la deuda de largo plazo de Torreón totalizó 86.2 millones de pesos, correspondiente al saldo de un crédito contratado con la banca de desarrollo, a tasa variable, con vencimiento en el 2020.

En junio del 2014 Torreón concesionó el servicio de alumbrado público por un periodo de 15 años, durante los cuales deberá cubrir un pago anual de 150.6 millones, monto que se actualiza anualmente por inflación. Para garantizar el pago al concesionario, el municipio constituyó un fideicomiso que afectó los ingresos del derecho de alumbrado público.

[email protected]