Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), reconoció en Parlamento Abierto del Congreso de la Unión, que el Paquete Económico de 2022, incluye temas que no se habían considerado, como el Régimen Simplificado a la Confianza y el Régimen de Depreciación Acelerada a las mipymes, sin embargo, en éste régimen no se incluyó el formato de implementación y sería importante tener una tasa impositiva sobre las ventas y no sobre utilidades en el Régimen Simplificado a la Confianza.

El director general de Caintra Nuevo León, Guillermo Dillon Montaña, indicó que la agenda de Caintra apuesta por las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), ya que en la entidad hay 9,600 que están en esa categoría y cuentan con menos de 250 trabajadores.

"Después de 15 años de cabildeo para buscar un Régimen Simplificado para las mipymes, finalmente en el Paquete Económico 2022 vemos elementos interesantes al Régimen Simplificado a la Confianza, con algunas cosas que hay que atender”, comentó ante la Comisión de Hacienda del Congreso.

Por ejemplo, aunque este esquema permite que las empresas que facturan hasta 3.5 millones de pesos de ventas anuales, paguen un Impuesto Sobre la Renta (ISR), del 1% al 2.5%, sería importante obtener una tasa impositiva sobre las ventas, y no sobre las utilidades.

Con respecto a la factura electrónica, comentó que no se ha aprovechado para la simplificación de los trámites, pues el Servicio de Administración Tributaria (SAT), sabe con precisión cuánto facturan las empresas y cuánto se les factura a ellas, sin embargo, este paquete va en la dirección para utilizar información precargada para que las empresas conozcan su tasa impositiva con mayor celeridad.

Reconoció que en el Paquete Económico se incluyó el Régimen de Depreciación Acelerada para las mipymes, que se había anulado por muchos años, “lo que más nos preocupa es su formato de implementación, porque hasta donde hemos entendido no está en este documento”.

“Típicamente ahí es donde ‘se atora la carreta’, porque cuando las mipymes van por la depreciación acelerada, les dicen que deben tener el Certificado de Empresa Limpia, y estar fuera de la Zona Metropolitana de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México”, recalcó.

Otro tema que planteó fue que no se ha considerado disminuir la frecuencia mensual de la tributación, cuando en otros países es trimestral o por cuatrimestres. Recordó que desde los años 80 se modificó la tributación a un régimen mensual y se tienen que pagar el ISR, IVA, Infonavit y otros impuestos estatales.

Por ello propuso que un mes se pague al IMSS y otro mes el ISR, para disminuir la carga fiscal que tienen empresas con menos de 10 trabajadores.

“Vemos con tristeza la caída que tiene el presupuesto para las mipymes, ya al inicio de la administración había caído, este año decrece de 2,000 millones de pesos a 350 millones de pesos de apoyo para mipymes, ponemos esto a consideración de la Comisión de Hacienda”, recalcó Dillon Montaña.

kg