Aunque el sector comercio, servicios y turismo de la Ciudad de México presenta cifras positivas de crecimiento en sus ventas durante el presente año, se encuentra inmerso en desaceleración de la economía ante el incremento de la inflación y el impacto del tipo de cambio, que conlleva a una menor capacidad de compra, sostuvo su presidente Humberto Lozano.

El líder de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco CDMX) precisó que el comercio aumentó sus ventas casi 4% durante el primer semestre del año, mientras que la inflación reporta aumento de 6%, lo cual hace un diferencial de 1.2% de menor posibilidad de compra.

"No funciona la economía del todo, porque la industria y el comercio están absorbiendo parte de los aumento en los precios, que es un promedio del 8%, para no reflejarlo en el precio final", refirió.

En conferencia de prensa, estimó que por el incremento de precios y menor confianza del consumidor, así como la volatilidad del tipo de cambio, al finalizar el año se tendría una menor venta que oscilaría en 8,173 millones de pesos menos respecto al 2016.

De enero a junio se lograron ingresos por 370,752 millones de pesos por concepto de ventas del comercio organizado, que representa un alza de 3.8% comprado con el año previo, pero si se suma el impacto inflacionario, nos lleva a una desaceleración , expresó Lozano.

Inseguridad un flanco de emergencia

El robo en los negocios sin violencia y la delincuencia organizada de bandas de colombianos, chinos y coreanos en la Ciudad de México incrementó 27% durante los primeros cinco meses del año contra el mismo periodo del 2016, denunció el sector comercio establecido, y lamentó que el sistema de justicia penal presente vacíos que deja libres a los delincuentes.

El presidente de la Canaco Ciudad de México, precisó que las delegaciones con foco rojo son Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Tlalpan por la mayor percepción de robo en los comercios, a casa habitación, y a transeúntes, sin que haya denuncias.

Explicó que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la PGR, la Secretaría de Seguridad Pública y el gobierno capitalino trabajan para presentar una mejora en el catálogo de delitos de prisión de oficio, puesto que la actual ley deja fuera a los primodelincuentes y aquellos que no llevan armas.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, de enero a mayo del presente año se presentaron 6,144 denuncias por robo sin violencia contra 4,824 denuncias del 2016, lo que representa incremento de 27 por ciento.

lgonzalez@eleconomista.com.mx