Puebla, Pue. En vísperas de las elecciones para diputados locales y federales, así como la renovación de 217 alcaldías, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) exhortó a los candidatos a que presenten propuestas que ayuden a la reactivación económica del estado, entre ellas bajar el Impuesto sobre Nómina (ISN) que actualmente es de 3%, así como generar mecanismos de condonaciones en predial y otras obligaciones en los municipios.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente del organismo, indicó que pese a ser elecciones intermedias es necesario que los aspirantes al Congreso del estado planteen medidas para hacer frente a la crisis económica, ya que son ellos quienes determinan las leyes de egresos e ingresos para la entidad o hacen ajustes a los paquetes fiscales de los municipios.

Admitió que no habrá el mismo interés entre los ciudadanos por participar en este proceso electoral, que tendrá su finalización el 6 de junio con las votaciones, pero a la Iniciativa Privada sí le interesa saber que quieren hacer los candidatos para ganar, tomando en cuenta que la pandemia de Covid-19 ha venido impactando al desarrollo económico.

“En este momento, los empresarios queremos saber cómo quieren trabajar las futuras autoridades municipales, porque al menos quienes están en los cargos y que ahora buscan reelegirse, dejaron mucho que desear y hubo tiempo perdido al no dar resultados como esperaban, lo cual quedó exhibido en esta pandemia, ya que no hubo acciones para lograr una reactivación económica”, ahondó.

Apoyo de autoridades

Indicó que más allá de que la prioridad es destinar más recursos al tema de salud, las autoridades municipales y legislativas para el siguiente trienio –a partir de octubre próximo– deben tomar en cuenta que se necesita incentivar la economía aplicando descuentos permanentes al cobro de impuestos o servicios hasta que acabe la pandemia, ya que si no es difícil que las empresas puedan mantenerse y cuidar empleos.

Alarcón Rodríguez, quien representa a 26,000 socios de 27 cámaras o asociaciones, afirmó que en un año de pandemia cerraron más de 40,000 empresas desde micro hasta medianas, lo que se traduce en 50,000 despidos en el estado, situación que ven difícil recuperar en medio de una crisis económica si no hay apoyo de autoridades.

“Ha pasado un año y las condiciones económicas son graves, sobre todo para las mipymes, que se ven obligadas a trabajar con 50% de personal, lo cual logran apenas cubrir en salarios”, abundó.

Expuso que no pueden hablar de un voto de castigo contra quienes buscan reelegirse, porque es una decisión individual de los empresarios, pero a la vez implicará exigir estrategias certeras para hacer frente a la crisis económica que trajo la pandemia.

En el caso de quienes buscarán ser diputados locales, insistió que deben tener entre sus propuestas algunas enfocadas al desarrollo económico y que lleven a la generación de empleos que están demandando los ciudadanos.

estados@eleconomista.mx