Se estima que al cierre del año pasado, el sector de franquicias haya alcanzado apenas un crecimiento de 10% en el estado, lo que representa una disminución de seis puntos porcentuales con relación al 2012 y una caída de casi 50% respecto al 2011, estimó el director de la consultora en franquicias Aranday & Asociados, César Aranday Martínez.

Lo anterior, dijo, es resultado de la desaceleración registrada a nivel nacional, lo cual afectó el ánimo de las inversiones; sin embargo, en Querétaro existe la confianza de que el sector pueda tener una recuperación en este 2014.

Ante este panorama, la vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) para la región Bajío, Denisse Pérez Coutiño, consideró necesario que las autoridades implementen un programa de apoyo estatal, el cual detone un mayor número de marcas franquiciables de origen queretano.

Denisse Pérez detalló que las franquicias aportan alrededor de 4,000 empleos en la entidad, con más de 400 puntos de venta y 22 marcas de origen queretano, lo que coloca a la entidad en el noveno lugar a nivel nacional en marcas franquiciantes.

La facturación promedio anual, agregó, es de 800 millones de pesos y con crecimientos promedio de al menos dos dígitos anualmente, por lo que con mayores apoyos tendría crecimientos superiores.

Que haya más franquicias, por un efecto secundario hace que los locales a la redonda se vean más formales, entre más negocios de este tipo tengamos, se puede crecer, se crean empleos formales y capacitados , dijo.

ANÁLISIS

La vicepresidenta de la AMF expuso que el comportamiento del sector durante el año pasado fue favorable en el primer trimestre, sin embargo, a partir del segundo trimestre, se registró una contracción y una mayor precaución por parte de los inversionistas, al ver la volatilidad del país en materia económica.

Pese a la situación, destacó, se generaron inversiones por parte de marcas ya instaladas en la entidad para realizar expansiones, como es el caso de Good4U, filial de 4Gym, que abrió una sucursal en Juriquilla, Boba & Junk, entre otras marcas.

En este aspecto, César Aranday Martínez refirió que en el 2013 llegaron al estado más de 40 marcas franquiciantes, entre las que destacó Café Punta del Cielo, Arréglalo, Gisele Delorme y Sushi Zone.

Sostuvo que estas aperturas representan inversiones promedio de 500,000 pesos por cada franquicia, generando entre cinco y seis empleos por comercio.

Aseguró que Querétaro continúa siendo un referente importante para el sector, por lo que en este año se prevé un repunte importante y un mayor número de marcas queretanas franquiciantes.

[email protected]