Monterrey, NL. Durante el 2017, las inversiones de las empresas instaladas en Interpuerto Monterrey alcanzaron entre 60 y 70 millones de dólares en compra de terreno, construcción y maquinaria, comentó a El Economista, el director general del complejo, Mauricio Garza Kalifa.

Dicha cifra es menor que la inversión del 2016, que alcanzó 200 millones de dólares, y estuvo por debajo de lo esperado, ya que el pronóstico fue alcanzar entre 100 y 120 millones de dólares, según comentó en febrero del 2017 el directivo.

“En el 2017 hubo buenos cierres importantes de empresas (más de 28 hectáreas de terreno), pero algunas de estas empresas iniciarán su construcción en el 2018, por lo que la inversión de la misma se considera para este año”, explicó.

“Por otra parte la inversión en México sigue llegando de manera importante, pero la incertidumbre en el mercado, con factores como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, reforma fiscal en Estados Unidos y las elecciones en México, han hecho que la inversión siga llegando, pero con un poco más de cautela”, afirmó.

A la fecha se han instalado en el parque industrial de Interpuerto 12 empresas, de las cuales ocho están en operación y tres más en proceso de ingenierías para iniciar la construcción de las naves.

Se trata de dos empresas mexicanas y una japonesa; las primeras son del sector de alimentos y de manufactura y la asiática es de la industria automotriz, dijo Garza Kalifa; sin embargo, declinó dar los nombres por cuestiones de confidencialidad.

En su opinión, este año continuará el dinamismo de la inversión extranjera en Interpuerto, aunque “las empresas están muy atentas a la renegociación del Tratado de Libre Comercio”.

Aduana interior

“Este año arrancamos con muchas propuestas, estamos a punto de entregar la Aduana Interior (al Servicio de Administración Tributaria), ya estamos en el proceso final, se estima que estará lista en el segundo trimestre del 2018”, expuso.

Se están realizando ajustes para la operación de la aduana y se le están agregando nuevas funciones, como el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera, iniciativa que permitirá automatizar, facilitar y agilizar los procesos de entrada y salida de mercancías en las aduanas del país.

Con dicho proyecto, el comercio aduanero se realiza a través de tarjetas de radio frecuencia, así el transportista no tiene que bajar de la unidad con la documentación, detalló.

Energéticos competitivos

Los inversionistas de Interpuerto Monterrey están analizando la opción de contar con una planta de cogeneración de energía y con ello ofrecer un suministro de energía eléctrica más competitivo que con los precios actuales.

Además, cuentan con “el gasoducto que pasa por nuestra propiedad, de la empresa Midstream, que va a iniciar operaciones este año, ese gas va a estar en un precio más competitivo”, agregó.

estados@eleconomista.mx