La representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en México, Mercedes Aroz, dio a conocer que después de las vacaciones de Semana Santa se analizará el proyecto presentado por el Ayuntamiento de la Angelópolis para construir una planta de biogás, el cual tendría posibilidades de

financiamiento.

Comenta que en una primera instancia el proyecto que requiere una inversión de 600 millones de dólares, tiene las características de ser sustentable con el medio ambientel, sin embargo –dijo- se requiere de una evaluación minuciosa para garantizarse su factibilidad.

Menciona que será en el primer semestre o antes de concluir este año que se tenga una respuesta al municipio, con el que se trabajaría no sólo en la parte de financiamiento sino en el acompañamiento técnico, esto en caso de avalarse tal obra.

Refiere que este el primer proyecto de la entidad que busca fondos del BID, al cual también se ha acercado el gobierno del estado para solicitar una reunión para este mes y poder presentar algunas propuestas de diversa índole.

En el caso de la comuna capitalina, Mercedes Aroz, destaca que el proyecto de construirse una planta de biogás –en el relleno sanitario del Chiltepeque- es necesario para aprovechar los desechos sólidos y con ello ampliar la vida útil del lugar.

El costo de la obra tiene que ver con los rendimientos que podría generar en cuanto a energía para la ciudad, situación que será uno de los aspecto a evaluar junto con Banobras –Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos- que es la instancia que nos apoya en la revisión del proyecto , apunta.

Asimismo, dijo que el ayuntamiento debe analizar su capacidad financiera para esta obra, pues no debe representar una sobrecarga fiscal a su periodo de gobierno.

Destaca que el BID está interesado en financiar proyectos sustentables y que cumplan con los criterios en el tema ambiental, esto para hacer frente al cambio climático.

DATOS

El proyecto de una planta de biogás del ayuntamiento cuesta 600 millones de dólares.

En el primer semestre o finales de año se decidirá por el Banco Interamericano de Desarrollo si es viable para financiamiento.

La planta se construiría en el relleno sanitario del Chiltepeque, con el que se busca abastecer de energía a la ciudad.