Tijuana, BC. La obra del Centro Metropolitano de Convenciones (CMC), proyecto que deberá estar operando en su primera fase en este año, reporta un avance de 69%, comentó su presidente de Consejo, Gabriel Camarena Salinas.

Luego de más de 10 años de estar en papel, finalmente se puso en marcha la construcción del centro de convenciones en un predio de 10 hectáreas, ubicado entre Tijuana y Playas de Rosarito. Los trabajos se realizan desde finales del 2010.

La inversión estimada para el proyecto asciende a 500 millones de pesos, aproximadamente, comentó Gabriel Camarena.

Destacó que el CMC se encuentra dentro de las prioridades del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana, que elaboró una agenda de proyectos para el área metropolitana de Tijuana, Tecate y Rosarito.

Este proyecto representa un detonador económico para la región, ya que una vez finalizado podrán llevarse a cabo eventos de negocios con capacidad para más de 10,000 personas , dijo.

Actualmente, se trabaja en la introducción de los servicios necesarios para su conectividad, así como en la instalación de las tuberías.

Respecto de la electricidad, refirió que está pendiente la firma de un convenio con la Comisión Federal de Electricidad para la instalación de una subestación en la zona, por lo que una vez firmado, en un lapso de seis meses estará a 100% la construcción de dicha subestación.

El proyecto del Centro Metropolitano de Convenciones contempla un área de exposiciones de 18,000 metros cuadrados, la cual estará dividida en cuatro salones amplios, con una altura mínima de 14 metros, 3,750 metros cuadrados para congresos y convenciones y 1,500 metros cuadrados para centro de negocios.

Tendrá un estacionamiento para 3,750 autos y un bulevar de acceso de 3 kilómetros; además de que esta obra detonará desarrollo turístico y comercial en los alrededores, afirmó Camarena Salinas, pues se prevé la construcción de hoteles, restaurantes, centros comerciales, entre otros.

Detonador de inversión

La culminación del proyecto total se estima que sea para el primer trimestre del 2013, de ahí que a la par de su construcción, durante todo este año, también estaremos trabajando en un programa de difusión y promoción, tratando de concretar eventos de gran magnitud , mencionó el empresario.

El hecho de contar con un espacio para convenciones pondrá a Tijuana en otro nivel, aseguró el Presidente del Consejo del CMC, toda vez que entre las oportunidades que ofrece el proyecto están el incremento en afluencia de turistas a la región, aumento en la ocupación hotelera y una mayor derrama económica.

Asimismo -agregó-, se tendrá mayor grado de exposición de los productos y atractivos turísticos del estado, así como la generación de empleos directos e indirectos, con un efecto multiplicador de inversión aproximada de uno a siete y nuevas oportunidades de negocio.

scervantes@eleconomista.com.mx