Puebla, Pue. Promover el consumo local, ofrecer estímulos fiscales que se prolonguen hasta el 2021, así como apoyos económicos sobre todo a micro y pequeños empresarios para hacer frente a gastos fijos, es parte de las estrategias del ayuntamiento de Puebla para el plan de reactivación económica.

La secretaria de Desarrollo Económico municipal, Carmen Mireya Calderón González, explicó que la industria manufacturera y prestadores de servicios -hoteles y restaurantes- del Centro Histórico son de los más afectados por la inactividad, incluso más que los comercios al por menor, estos últimos representan 53% de las actividades esenciales en esta ciudad y que concentran 50% del empleo.

En ese sentido, dijo que abrieron un programa de 1,500 apoyos económicos para igual número de empresas, 500 de los cuales están enfocados para los que están en el Centro Histórico, donde las ventas se paralizaron a más de 80% a raíz de la inactividad que inició a principios de abril por la pandemia de Covid-19.

Destacó que buscan alcanzar el 100% de apoyos y estará en análisis una segunda etapa, pero siendo más flexibles en los requisitos para que accedan quienes requieren dinero para cubrir gastos como son; luz, agua y teléfono, servicios que pese a que no se usan cobran lo mínimo.

Calderón González comentó que esto va sumado en generar una campaña para promover el consumo local tanto en proveeduría como en el destino del producto final al cliente, a fin de que empresas o negocios puedan ir saliendo de la crisis económica en que están inmersos, cuando se dé la reapertura.

En este tenor, el 7 de agosto podría darse la reactivación de negocios considerados no esenciales, los cuales han acumulado más de cuatro meses sin operaciones internas y atención al público.

Estímulos fiscales prolongados

Calderón González comentó que en el caso de los estímulos fiscales, la Tesorería los ha venido dando desde que está la contingencia sanitaria, que incluye descuentos y prórrogas de pago en impuestos municipales y derechos, los cuales continuarán hasta el 2021, porque tardará este tiempo y hasta más la recuperación económica.

Recordó que en el comercio al por menor se concentra 90% de las unidades económicas de todo el municipio que tiene en total 94,850 establecimientos.

“Este tipo de eventualidad requiere colaboración de autoridades con el sector empresarial para superarla, pero en primera instancia partiendo de generar proyectos que involucren a los dos y con objetivos a corto y mediano plazo”, apuntó.

Destacó que la hoja de ruta estará trazada en ejes relacionados con el fomento industrial, vinculación laboral, mejora regulatoria, incentivos fiscales, inversión en obra pública, impulso al turismo, así como el apoyo a comercios y servicios.

estados@eleconomista.mx