Con 17 votos en favor y 1 voto en contra, los diputados integrantes de la LVI Legislatura del estado aprobaron la reforma a los artículos 24 y 40 de la Constitución Política mexicana, la cual permitiría a las escuelas de educación pública impartir clases de religión.

Los diputados dieron turno a la iniciativa que fue enviada por la Cámara de Senadores a las legislaturas locales para que fuera discutida y, en su caso, de ser aprobada por dos terceras partes pasará como reforma.

Con relación a este asunto, el diputado Hiram Rubio García, presidente de la Mesa Directiva, explicó que el proyecto de decreto por el que se reforma el Artículo 40 de la Constitución, en éste se propone incorporar al texto constitucional el carácter laico entre los atributos fundamentales de la República, estableciendo la laicidad como uno de los principios rectores de toda organización del orden constituido, republicanismo, democracia, representatividad, federalismo y, ahora, el de laicidad .

Añadió que con el proyecto de decreto por el que se reforma el primer párrafo del Artículo 24 constitucional, se pretende adecuar el contenido de la Constitución Federal y los Tratados Internacionales en los que se reconoce expresamente la libertad de religión.

Expresó que acorde con las últimas reformas que fueron aprobadas a la Carta Magna, esta reforma independientemente de que la hubiese o no aprobado primero el Congreso de la Unión y después el constituyente permanente, les obliga por el solo hecho de que nuestro país ha suscrito dichos pactos con otras naciones; razón por la cual solicitó el voto en favor de ambos dictámenes.