Tapachula.- El gobierno federal puso en marcha desde 2009 el programa de cambio de electrodomésticos, con el cual se podrán sustituir los viejos refrigeradores y aires acondicionados por nuevos.

Datos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) señalan que el gobierno federal, con apoyo del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), aportan el 50% del costo y el resto se carga al recibo de luz, con mensualidades congeladas, al cambiar el refrigerador o aire acondicionado.

Al mes se cambian entre ocho y 15 refrigeradores y aires acondicionados con precios de entre 6,000 y 18,000 pesos, añadieron comerciantes de tiendas participantes.

Dicho programa está vigente en todos los estados de la república mexicana donde la CFE suministra el servicio de energía eléctrica.

La CFE está implementando acciones para ahorrar electricidad en algunos municipios de la región, debido al incremento del consumo de energía eléctrica ocasionado por el descuido de los consumidores.

apr