La Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección de Transporte, analizará las reglas correspondientes para la colocación de propaganda electoral en los camiones de transporte público.

Actualmente circulan en la zona metropolitana cerca de 1,500 unidades y, de acuerdo con el director de Transporte, Luis Enrique Moreno Cortés, la instalación de publicidad no se podrá realizar en al menos 600 camiones que ya cuentan con la nueva imagen.

Se estandarizó la imagen del transporte urbano con una imagen blanco, verde, rojo y en los que tienen imagen nueva no está permitida la publicidad. Es en cerca de 600 autobuses, en los tradicionales; vamos a checar con el Secretario los acuerdos que hayan tenido en materia electoral , destacó.

El nuevo Director de Transporte agregó que se garantizará la equidad en el manejo de permisos otorgados para la publicidad en los camiones.

Indicó que empresas privadas de publicidad son las encargadas de promover este tipo de anuncios; sin embargo, deberán contar con el permiso de la Secretaría de Gobierno para poder colocarlos en las unidades de transporte.

En el caso del servicio de transporte de taxi, Moreno Cortés indicó que los conductores también deberán respetar las medidas que dicte la misma Secretaría en cuanto a las calcomanías que peguen en las unidades. Tendrán que acogerse a las medidas que dicte la Secretaría de Gobierno, los que tengan autorización. Hay algunas peticiones, pero no se ha autorizado. Hay que sentar las bases claras , explicó.

En tanto, para la instalación de publicidad electoral en los paraderos de camión, explicó que los representantes de los partidos políticos deberán pedir autorización a los ayuntamientos.

arlene.patino@eleconomista.mx