Puebla, Pue. La angelópolis enfrentará un problema de desabasto de agua en 10 años si persiste el crecimiento desordenado de la mancha urbana, según el diagnóstico del Instituto Municipal de Planeación (Implan) local.

Lo anterior impactaría en la atracción de inversiones y en el proceso de redensificación que realiza, advierten especialistas y empresarios.

Tan sólo del 2000 al 2009, la disponibilidad media anual de agua subterránea disminuyó 73%, al pasar de 68.41 a 18.41 millones de metros cúbicos.

Lo anterior pone en serios aprietos la vida de la población, que se estima aumentará de 1 millón 539,000 en el 2010 a 1 millón 945,000 en el 2030.

Este crecimiento poblacional también podría reducir el pulmón que tiene al sur la ciudad de Puebla, en la zona del Lago de Valsequillo, por lo que se requiere garantizar que la misma siga como área natural protegida para que se permita la recarga de los mantos acuíferos.

De acuerdo con el Implan, la expansión de la mancha urbana sin planeación implica un incremento en la contaminación, escasez de agua, saturación vial, deterioro de infraestructura, reducción de áreas verdes y expansión desordenada e irregular de los asentamientos humanos, por lo que se requiere revertir esta situación a través de diferentes estrategias, como la redensificación planteado en proyectos de este organismo.

La reducción de áreas verdes en la ciudad de Puebla también ha sido consecuencia de la falta de planeación urbana, pues en el 2000 eran 6.9 metros por habitante, pero para el 2010 se redujeron a 3.3 metros, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 10 metros por persona.

El Plan Estratégico Puebla 500, que tiene objetivos trazados hacia el 2031, busca detener el crecimiento desordenado de la angelópolis.

anticipan afectaciones

A decir del ex Presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano, David Méndez Márquez, la ciudad requiere no sólo inversiones millonarias, sino una correcta planeación en su desarrollo. De lo contrario los efectos serán irreversibles, además de representar un problema para la atracción de nuevos capitales.

Menciona que este problema no es exclusivo de la angelópolis, ya que la zona conurbada tiene fenómenos similares pero de menor dimensión, mismos que requieren de un programa integral.

Bajo este contexto, el presidente local de la Cámara Mexicana de Industria de la Construcción, Alberto Ramírez, comenta que los ayuntamientos deben hacer una mejor planeación en cuanto a la consolidación de proyectos de infraestructura en materia hidráulica, pues con ello se garantizará la atracción de inversión privada.

Asegura que los constructores están en la disposición de ayudar a los alcaldes que tomaron posesión de su cargo recientemente para apoyarlos en la integración de proyectos de infraestructura.

[email protected]