En la última década, Aguascalientes fue el estado que registró el mayor crecimiento económico, con una tasa promedio anual de 5.0 por ciento.

Le siguieron Baja California Sur (4.8%), Querétaro, Quintana Roo y Guanajuato (cada uno con una variación de 4.2%), de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Sin embargo, esta dinámica positiva de la entidad hidrocálida, ocasionada por el sector manufacturero, contrasta con dos pendientes: pobreza laboral y brecha en ingresos.

En conferencia de prensa, Jael Pérez Sánchez, presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, reconoció el dinamismo económico del estado. “Aguascalientes está por arriba del promedio nacional, en el periodo 2011-2016 la actividad económica creció 6.0%, mientras que del 2017 al segundo trimestre del 2019 lo ha hecho en promedio 3.5%”, dijo.

Sobre cuál es el problema que enfrenta la entidad, destacó que las empresas, la llegada de inversiones y el desarrollo de infraestructura se centran en un sólo municipio —que es Aguascalientes— y por lo mismo, se necesita descentralizar y hacer que se distribuya en todo el estado.

“Tenemos municipios, como El Llano y Asientos, en donde su gente tiene una calidad de vida semejante a la de un país centroamericano, es decir, viven bajo una situación precaria, como en Honduras. No puede centrarse el desarrollo en un municipio, necesitamos un desarrollo equilibrado”, sostuvo.

Refirió que por esta situación “aún hay gente en Aguascalientes que recibe lo mínimo salarialmente, por ello apenas les alcanzan para poder comprar lo de la canasta básica; también, hay una gran brecha salarial, muy pocas personas pueden percibir altos ingresos”.

“Para contextualizar hay que tener presente que la población de Aguascalientes es de 1.4 millones de habitantes, se generaron al tercer trimestre de este año, más de 21,000 empleos, y su productividad laboral (pesos producidos por horas trabajadas) pasó de 193 pesos en el segundo trimestre del 2018 a 196 pesos al mismo periodo de este año”, añadió Jael Pérez.

“En pobreza laboral —población que trabaja y no le alcanza para adquirir toda la canasta básica— hay un porcentaje que va de 34.8% a 36%, comparando el tercer trimestre del año pasado al de este 2019”, ahondó.

Si bien, la entidad tiene un mercado laboral menos precario que la mayoría de los estados del país, abundó, se necesitan resolver estos pendientes para garantizar su consolidación económica y mejorar la calidad de vida de la población.

Pérez Sánchez detalló que se necesita incluir estos pendientes laborales y también de descentralización en el Plan de Desarrollo 2020-2045, proyecto que actualmente está en elaboración.

Municipios necesitan más atención

Por su parte, José Gil Gordillo Mendoza, secretario de Comisiones del Colegio de Economistas de Aguascalientes, aseguró que los municipios de la entidad necesitan mejorar y aumentar su inversión pública, “deben ser más eficaces en el cobro de impuestos locales para no depender de las asignaciones federales”.

“La legislación estatal debe establecer la estructura e información mínima que los municipios deben incluir en sus presupuestos de egresos, también, los órganos de fiscalización locales deben asistir técnicamente a los municipios en transparencia presupuestal”, manifestó.

[email protected]