Tijuana, BC. El 2014 pinta para ser un año de retos fuertes para el sector maquilador de la frontera ante los cambios fiscales. No obstante, es una buena oportunidad para explorar nuevos mercados como el de América Latina (AL), que ofrece gran potencial por su patrones de consumo similares a México, asegura Rodolfo Valtierra Ramírez.

El presidente de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO) señala que con la entrada en vigor de la reforma hacendaria las pequeñas y medianas empresas, en particular, se verán afectadas al no poder cumplir con las nuevas reglas de operatividad y certificación, lo que augura posibles cierres de negocios.

No quisiera aventurarme y decir cifras, pero el 2014 será un año muy duro para los manufactureros, un reto. Pero eso nos va a forzar a ser innovadores y buscar otras alternativas para sobrevivir en la industria , comenta.

Estábamos acostumbrados, los fronterizos en especial, a voltear a Estados Unidos y sólo estirar la mano para recoger la fruta. Pero con el tiempo la competencia se ha hecho global; entró China al mercado, entró India. En fin, nuestro nivel de costos ya no era tan competitivo en México y muchas empresas se fueron .

Las condiciones de negocio ya no son las mismas y las empresas deben ser innovadoras, de ahí que el mercado latinoamericano se perfila como una opción muy viable.

Si queremos sobrevivir, expandir, tenemos que dejar de ver el mercado estadounidense. Los países latinos tenemos gustos similares, las mismas raíces, además de que la población es grandísima, sobrepasamos a Estados Unidos y Canadá juntos. Tan sólo entre Brasil y México igualan la población de Estados Unidos , refiere.

Entonces, hay un mercado potencial mucho más grande que el de Estados Unidos, pero ¿qué necesitamos? Primero que nada tomar la decisión de incursionar en nuevos mercados y hacer una inversión, en tocar puerta, presentarse, buscar shows de tu producto, y claro que se puede .

UN CASO DE ÉXITO

A manera de ejemplo, Valtierra Ramírez explica que su empresa, Productos Decorativos de América, dedicada a la fabricación de cuadros decorativos de arte y espejos, es un caso muy claro de cómo se puede diversificar el mercado y no poner todos los huevos en una canasta .

Esta planta tiene 20 años operando en Tijuana, con una producción promedio de 5,000 a 8,000 piezas diarias.

Nosotros incurrimos en el mercado nacional hace siete años, porque nos dimos cuenta que las tiendas mexicanas, desde Palacio de Hierro hasta Casa Ley, estaban trayendo productos decorativos para la casa importados del mercado estadounidense y de Asia.

Cuando empezamos a ver ese mercado, sucede que nosotros, en Tijuana, fabricábamos a quienes revendían a estas tiendas.Entonces, indagamos en el mercado nacional y tuvimos una gran respuesta. Ahorita el sector nacional nos representa 60% de nuestro producto .

Mientras que otro 20% se exporta a Centro y Sudamérica y el otro 20% se va a Estados Unidos.

Productos Decorativos de América ha tenido muy buena respuesta en Lationamérica, dice el dirigente, debido a esta similitud que existe con el mercado mexicano.

Para ponerte un ejemplo, el producto que yo vendo en tiendas de México como cuadro de arte, en 200 dólares, no me lo compran en Estados Unidos por ser caro .

Por ello, exhortó a sus poco más de 300 afiliados a voltear hacia otros mercados y a explorar los tratados comerciales que tiene México.

scervantes@eleconomista.com.mx