Puebla, Pue. A más tardar en julio, la empresa ILER, propiedad del poblano Gilberto Marín Quintero, tendrá en operación su primer parque eólico conocido como Pier II, en el municipio de Esperanza, en la parte centro del estado.

El también dueño del Grupo Mabe PI, que produce pañales y otros productos sanitarios, aseguró que el proyecto no está atrasado, sino que aún no concluían los estudios de factibilidad para arrancarse las obras.

A través de un comunicado que emitió la propia empresa en agosto pasado, ésta daba por iniciados los trabajos, cuyo proyecto se lleva a cabo en sociedad con la española Iberdrola.

Marín Quintero explicó que por la magnitud de la obra y para evitar posibles errores, se fue aplazando el inicio de edificación, pero desde hace un mes están trabajando, con el propósito de tenerlo en operación a mediados de año.

Recordó que con la planta se producirán 65 megawatts a través de 33 aerogeneradores, para lo que invertirán 125 millones de dólares. En la etapa de construcción se generarán 400 empleos y en la operación serán alrededor de 35.

Destacó que prácticamente está pactado el suministro de energía con varias empresas de Puebla, Veracruz, Nuevo León y Jalisco.

Pendiente dos proyectos

Comentó que una vez terminado el Pier II, la empresa buscará hacer otros dos parques de 150 megawatts, en la misma zona, en un plazo de cinco años. Cada uno requiere una inversión de 250 millones de dólares.

Ambos proyectos tienen posibilidades de ejecutarse si la Comisión Federal de Electricidad amplía sus redes de conducción a Tecamachalco y Tecali de Herrera, donde están considerados.

miguel.hernandez@eleconomista.mx