La plataforma de videoconferencias Zoom anunció que dio inicio a las operaciones de su centro de datos en Quintana Roo, el primero que la compañía abre en México. Este data center se une a los 21 centros coubicados que Zoom tiene en Canadá, China, India, Japón, Estados Unidos, Europa y América latina.

Esto demuestra el compromiso de la compañía con el país, buscando brindar la mejor experiencia a su base de usuarios locales”, aseguró Zoom en un comunicado.

Si bien el centro de datos ya entró en funcionamiento, de acuerdo con la compañía, se encuentra en proceso de migración y en cuanto termine esta etapa, los usuarios mexicanos de la plataforma podrán conectarse a sus reuniones a través de la infraestructura que ha habilitado en territorio nacional.

"Estamos muy emocionados de lanzar nuestro Centro de Datos en México. Tenemos la gran responsabilidad de hacer todo lo que esté en nuestras manos para ayudar a nuestros clientes con tecnología de comunicaciones confiable y sin fricciones, acceso ampliado y servicio al cliente ágil y de calidad", dijo David Díaz, director para América Latina de Zoom, citado en el comunicado.

Fundada en 2011 por Eric Yuan, Zoom observó un crecimiento exponencial de los usuarios que comenzaron a conectarse a videoconferencias a través de su plataforma gracias al confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19. La compañía pasó de tener 10 millones de participantes en reuniones cada día en diciembre de 2019 y para abril de 2020, esta cifra se había incrementado a 300 millones de usuarios conectados.

Este fenómeno también se vio reflejado en las ganancias de la plataforma, que en el 2020 se multiplicaron por cuatro en comparación al 2019, al pasar de 623 millones de dólares a 2,600 millones. En el primer trimestre del este 2021, la compañía anunció que sus ganancias fueron por 956 millones de dólares, un crecimiento de 191% contra el 2020.

Estas ganancias y el crecimiento en el número de usuarios se da en un mercado de alta competencia, en donde Zoom debe estar a la par de grandes compañías como Google, Cisco y Microsoft, las cuales también han impulsado fuertes inversiones en su infraestructura de centros de datos en México.

La consultoría especializada en TIC Select proyectó que tan sólo los servicios de nube pública en México crecerán 31% para alcanzar 1,000 millones de dólares en 2021; mientras que los servicios de centros de datos (hosting de servicios de nube privada) crecerán 9% en 2021 hasta alcanzar los 380 millones de dólares.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

kg