Puebla, Pue. De las plantas de Volkswagen de México en Puebla y Silao, Guanajuato, 16,000 trabajadores entre sindicalizados y de confianza que laboraron durante el 2015 podrán recibir el reparto de utilidades, cantidad que asciende a los 293.5 millones de pesos.

Así lo dieron a conocer José Juan Hernández López, dirigente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen de México (Sitiavw), acompañado de su asesor jurídico José Arturo Blázquez, quienes explicaron en rueda de prensa que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) resolvió este asunto.

Puntualizaron que de la cantidad total se deberán descontar los 32 días de garantía de utilidades que tienen los sindicalizados de Puebla, establecidos en el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).

En este tenor, detalló que a partir del 30 de abril se repartirán 174 millones de pesos para 6,200 basificados del estado y 1,600 de Guanajuato, mientras que lo demás será para personal de confianza.

En el caso de los que ya no laboran en la empresa tienen hasta un año para reclamar lo que corresponde a las utilidades; mientras que los trabajadores fallecidos que estuvieron activos en el 2015, sus familiares tendrían que haber realizado una declaración de beneficios para poder cobrar.

2022

El Sitiavw descartó que los más de 293 millones de pesos que dará la armadora alemana por el reparto adicional de utilidades del ejercicio fiscal del 2015 se descontarán en el 2022.

Hernández López sostuvo que aun cuando Volkswagen de México no reportó ganancias en el 2020, debido a la crisis económica generada por la pandemia de Covid-19, se les otorgará una garantía de utilidades a los obreros, que consiste en 32 días de trabajo.

Comentó que la empresa alemana debe retribuir al trabajador su esfuerzo porque han respondido en los momentos que se les pide incrementar la producción, aunque el año pasado hubo una contracción del mercado automotriz a nivel mundial debido a la contingencia sanitaria.

Indicó que el Sitiavw siempre está abierto al diálogo con los directivos de la marca con base al CCT para buscar acuerdos que beneficien a ambas partes, como se ha venido dando en más de cinco décadas.

estados@eleconomista.mx

rrg