Luego de la presentación de la Política Nacional del Suelo, los desarrolladores de la vivienda celebraron el acontecimiento y expresaron su disposición para colaborar con los sectores público y social para garantizar un equilibrio entre cargas y beneficios del desarrollo urbano.

“La trascendencia de esta política es un factor clave para la industria de desarrollo y promoción de vivienda al ser, precisamente, el insumo primario para edificar el hogar de los mexicanos”, señaló Gonzalo Méndez Dávalos, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Este martes 11 de agosto, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) presentó la Política Nacional del Suelo, que es el documento que incluye los mecanismos para que las familias puedan acceder a suelo formal y adecuado para una vivienda, con acceso a espacio público, equipamiento, transporte público, actividad económica e infraestructura de calidad, con el fin de evitar el crecimiento de la irregularidad en la tenencia de la tierra.

Para la Canadevi, esta política es de suma importancia ya que de acuerdo con datos del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS), el costo por llevar servicios a zonas irregulares es hasta ocho veces más alto y dicho desorden le cuesta al Estado alrededor de 968,000 millones de pesos, tan sólo para urbanizar y llevar servicios básicos a la ciudadanía, lo que significa pérdidas para los municipios que rondan los 11,000 millones de pesos por año.

“Los empresarios del sector vivienda destacan su apertura para que ésta se fundamente en la participación, coordinación y concertación entre los sectores público, privado y social, siendo una de las vías para hacer realidad otro de los principios: garantizar un equilibrio balanceado entre las cargas y beneficios del desarrollo urbano. Para ello, la conformación del Comité Nacional de Suelo es un factor crítico en la gestión del mismo”, expresó la Canadevi.

kg