Las ventas de los comercios minoristas del país recuperaron el ritmo durante abril, pues crecieron 4.6% (cifras desestacionalizadas), una aceleración de 1.3 puntos porcentuales respecto al crecimiento de 3.3% del mes previo, apoyado en sectores como el automotriz, abarrotes, textil y enseres domésticos, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los ingresos en el sector de vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes crecieron 3.9%, acelerándose 2.6 puntos porcentuales respecto al mes previo, impulsados en su interior por el componente de automóviles y camionetas que retomaron el doble dígito, pues crecieron 10.6%, su segunda mayor alza del año, detrás de 14.5% de febrero. Contrario al indicador anterior, el mercado reportado por la Asociación Mexicana de Distribuidores y Automotores cayó en abril 3.3 por ciento.

Otros sectores que impulsaron la aceleración en las ventas minoristas fueron los enseres domésticos, computadoras, artículos para la decoración de interiores y artículos usados, al crecer 5.9%, luego de dos meses de caída; abarrotes y alimentos crecieron 5.4%; artículos de ferretería, tlapalería y vidrios, 6.3 por ciento.

A pesar de que el sector de productos textiles, bisutería, accesorios de vestir y calzado registró una desaceleración respecto al mes anterior, su crecimiento aun fue elevado (de 7%). Otros sectores que perdieron ritmo fueron los artículos para el cuidado de la salud (pasaron de un crecimiento de 6.1% a uno de 5%); artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal (de un crecimiento de 7.5% en marzo a uno de 2.8% en abril), ventas exclusivamente a través de Internet y catálogos impresos, televisión, similares, con una marcada desaceleración de un crecimiento de 29.9% en marzo a uno de apenas 2% en abril.

Respecto a las tiendas departamentales y de autoservicio, esta rama creció 2.2%, impulsada por el componente de autoservicios que creció 3.6%, su segundo mejor indicador del año, detrás de 4.5% de enero; mientras que departamentales cayó 4.6 por ciento.

Relacionado con lo anterior, las ventas de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales crecieron 6% en abril; en tanto, Walmart en México incrementó sus ventas 10.2 por ciento.

Para el analista de Ve Por Más, Alejandro Javier Saldaña, persisten riesgos al consumo en lo que queda del 2017, en gran medida derivado del comportamiento negativo en los salarios reales, por lo que prevemos una moderación gradual y un comportamiento defensivo en el consumidor .

Por el contrario, Luis A. Jaramillo, de Scotiabank, considera que las empresas comerciales minoristas podrían recuperarse en el corto plazo siguiendo, como hasta hoy, la positiva evolución en la confianza del consumidor y, en particular, en lo relativo a la disposición que reportan los consumidores para realizar compras de bienes durables.

Lácteos dominan ranking de marcas más consumidas por mexicanos

Nutrileche fue la única marca que presentó crecimiento en penetración en la clasificación Brand FootPrint del 2016 de la consultoría Kantar; asimismo, resalta la consolidación del mercado lácteo en el top 10, con Lala en la segunda posición, Nutrileche en cuarta y Alpura en sexta.

Los lácteos son productos que en México solemos comprar con frecuencia, aunque cada vez se compra de forma más planeada, se están llevando más litros por visita; estas dos actitudes los hacen estar presentes en el ranking , comentó en entrevista Marianna Vargas, gerente de Comunicación y Marketing de Kantar Worldpanel.

Brand FootPrint es un estudio que se realiza desde hace cinco años, mide cuáles son las marcas predilectas en relación con el número de hogares que las consumen en el país, cuántos las compran (penetración) y cuántas interacciones tienen. La campeona del ranking continúa siendo Coca-Cola, con 1,471 millones de veces elegida en el 2016, seguida de Lala con 675 millones de veces; Bimbo, con 600 millones en el 2016; Nutrileche con 455 millones, y La Moderna con 330 millones.

Vargas puntualizó que en México está incrementando la preferencia por marcas que contengan lo natural, tanto en el sector belleza como de bebidas, categorías que podrían ser las que más crezcan para el ranking 2018.

El cálculo para la quinta edición de Brand FootPrint se realizó en 19 millones de hogares urbanos.

El periodo de medición de la consultoría incluyó una de las peores crisis de confianza que ha vivido La Costeña (el escándalo de los chiles). Sin embargo, esto no mermó sus ventas. Quizá tuvo un impacto, pero no en el largo plazo. Lo que están ganando son compradores más leales , consideró la especialista.

maria.rodriguez@eleconomista.mx