Las exportaciones de vehículos pesados estabilizaron las exportaciones automotrices de México a Estados Unidos, al compensar en términos relativos la caída de las ventas externas de autos y autopartes a ese mismo mercado de enero a septiembre de 2021.

En comparación con los niveles antes de la pandemia (los primeros nueve meses de 2019), las exportaciones automotrices de México a su vecino del norte cayeron 8.9%, mientras que el mercado de importación de Estados Unidos en esta industria decreció 9.2 por ciento. De todas las importaciones automotrices estadounidenses de enero a septiembre de cada año, la rebanada en la que participó México fue de 36.4% en 2019, de 36.6% en 2020 y de 36.6% en 2021.

¿Cómo pudieron mantener la competitividad relativa las exportaciones mexicanas? En la misma comparación con los niveles pre-pandémicos, las exportaciones mexicanas de autos cayeron 27.1% (frente a un descenso de 18.7% del total de importaciones estadounidenses de esos mismos vehículos) y las exportaciones mexicanas de autopartes disminuyeron 0.8%, mientras que la importaciones totales correspondientes aumentaron 2.2 por ciento).

La historia reciente es diferente para los vehículos pesados. Los envíos de México retrocedieron sólo 4.3%, mientras que las importaciones totales estadounidenses bajaron 12.4 por ciento. Estos últimos dos comportamientos permitieron que las exportaciones mexicanas de vehículos pesados a Estados Unidos ganaran participación en Estados Unidos y alcanzaran una cuota de mercado récord, de 87.5 por ciento. Todos estos comportamientos ocurrieron en un entorno de inestabilidad, ya que ha prevalecido la carestía mundial de semiconductores.

En un informe, el gobierno de la provincia de Ontario, el corazón de la industria automotriz de Canadá, describió que han surgido desafíos importantes en las cadenas de suministro de todo el mundo, lo que ha provocado retrasos en los envíos y aumento de los costos.

Por ejemplo, destacó que las dificultades para adquirir semiconductores han provocado importantes interrupciones en la producción de la industria automotriz y añadió que un empeoramiento de estas condiciones podría resultar en más interrupciones de la producción. En términos absolutos, las exportaciones automotrices de México a Estados Unidos sumaron 94,756 millones de dólares de enero a septiembre del año actual, repartidos en 20,670 millones en autos, 27,574 millones en vehículos pesados y 46,512 millones en autopartes.

A nivel empresarial, Westport Fuel Systems informó que está experimentando actualmente desafíos de la cadena de suministro global para obtener semiconductores y otros insumos para la producción debido a la escasez de suministro. La compañía exporta de Canadá a EU y otros destinos y se centra en la ingeniería, fabricación y suministro de componentes y sistemas de combustible alternativos para vehículos de transporte.

roberto.morales@eleconomista.mx