El presidente de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), Marco Gutiérrez, celebró que el proyecto del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) ya cuente con el Plan maestro elaborado por ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el cual marca 30 meses de construcción, porque ya hay un aval técnico y se genera la certidumbre que requiere una obra de esa naturaleza.

“Para los consultores es indispensable una buena preparación de los proyectos, es lo que hemos pedido en diferentes momentos. Si de ahí se arroja que haya un desfase de seis meses, por ejemplo, en la ejecución, nos parece adecuado porque todo se debe acotar a lo que arrojen los estudios. Sí había un compromiso inicial para terminar; sin embargo, ya hay otros elementos a tomar en cuenta”, comentó.

Originalmente se prevenía que el aeropuerto debía estar inaugurado en junio del 2021 y el nuevo proyecto maestro (que contó con la participación de Aeropuertos de Paris Ingénierie, ADPI) refiere que la primera etapa, de cuatro, estará lista en el 2022, aunque no se precisa el mes en que iniciará operaciones.

En entrevista, Gutiérrez destacó el estudio ambiental que se realiza de manera paralela porque así se evita que una obra se vicie desde el origen y se eleven los tiempos de ejecución y el costo.

“Se ha dicho que el aeropuerto se desarrollará en varias etapas y en cada una se requieren servicios técnicos de ingeniería, de diseño. Estamos muy atentos y al pendiente de las licitaciones que pudiera sacar la secretaría para participar en el proyecto”, comentó.

MIC, herramienta de control

En el Plan Maestro difundido por la Sedena se detalla que la herramienta utilizada en el diseño constructivo, ejecución y mantenimiento del aeropuerto será la llamada Modelado de Información para Construcción (MIC), que emana de “los principios de la sustentabilidad, con el propósito de maximizar el aprovechamiento de los recursos empleados en la industria de la construcción”.

En marzo del 2019, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emitió su estrategia para la implementación del Modelado de Información de la Construcción (MIC) en México, que será de carácter obligatorio en la obra pública”, y permitirá, entre otras cosas: tomar las decisiones adecuadas en el momento oportuno dentro del proceso de la construcción y controlar costos.

El presidente de la CNEC reiteró su petición de que se incorporen herramientas y metodologías que mitiguen desviaciones en los proyectos que contemplen las mejores prácticas internacionales y que el AISL se convertiría en la primera obra en donde se utilice.

Conexión se haría en 35 minutos

Prevén conectar Buenavista con Santa Lucía vía Tren Suburbano

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL) se conectarán mediante una vialidad confinada de 38.3 km, de los cuales 16.7 km serán elevados, en un tiempo estimado en 45 minutos y también existirá la posibilidad de llegar en Tren Suburbano, desde la estación Buenavista, en 35 minutos.

Los ingenieros de la Sedena determinaron que esos serán algunos de los accesos públicos al centro de transporte multimodal de la nueva terminal.

En el primer caso se contempla una infraestructura capaz de soportar una velocidad promedio de 80 km/h en todo el recorrido, considerándose la salida de autobuses cada cinco minutos y transportando un promedio de 360 pasajeros por hora, con la posibilidad de incrementarse.

“El acceso al predio que ocupará el AISL estará conformado por cuatro carriles de entrada y cuatro de salida a nivel de terreno, en los cuales se incorporarán los autobuses dedicados para el transporte de pasajeros entre aeropuertos”, refiere el plan maestro.

En el apartado de propuestas de conectividad a la terminal por vías férreas se menciona que se prevé ampliar la red del Tren Suburbano en un tramo de 35 km a partir de la actual estación de Lechería, ubicada al norte de la Ciudad de México, permitiendo un recorrido de 35 minutos. “En la parte baja del edificio de estacionamiento de usuarios, se ubicará la estación del Tren Suburbano, el cual brindará un servicio rápido y eficiente a los usuarios y empleados del aeropuerto, trasladándolos de una manera cómoda y segura hacia distintos puntos de la Ciudad de México y del Estado de México”, se explica.

Sin embargo, en el documento no hay información relacionada con las tarifas que deberán pagar los usuarios por dichos servicios.

[email protected]