El servicio de taxis por app Uber dará a sus pasajeros y choferes en Estados Unidos más margen para presentar quejas por agresión sexual, en un nuevo intento de deshacerse de su reputación de ignorar mala conducta.

El cambio anunciado el martes permitirá a pasajeros y choferes presentar acusaciones de violación, agresión sexual y hostigamiento en las cortes y en mediación, en lugar de estar varados en una audiencia de arbitraje.

La compañía eliminará además una política que requería que todos los arreglos por conducta sexual sean mantenidos en confidencialidad. Ahora dará a las víctimas la opción de revelar públicamente las acusaciones.

Es un paso conciliatorio de parte del director general de Uber Dara Khosrowshahi, que fue contratado en medio de una ola de revelaciones y acusaciones sobre agresiones y hostigamientos sexuales, encubrimiento de una enorme brecha de información, prácticas sucias y robo de secretos comerciales.

Khosrowshahi ha prometido “hacer lo correcto”, reparar el daño de errores previos y atraer a usuarios alienados que se fueron a rivales como Lyft.

Los cambios a la política sobre mala conducta sexual se producen un mes después que Uber anunció que realizará verificaciones anuales de antecedentes delictivos a todos sus choferes y añadirá un botón de emergencias en su app. Es una gestión para apaciguar a sus pasajeros y responder a preocupaciones de que no ha hecho lo suficiente para impedir que su servicio sea usado para atacar a víctimas.

Darles a las víctimas o posibles víctimas de agresiones sexuales más opciones envía el mensaje de que Uber está tomándose el asunto más seriamente, dijo Kristen Houser, portavoz de Raliance, una coalición de grupos que trabaja con Uber para prevenir abuso sexual en su servicio.

erp