En enero y febrero pasados, las divisas turísticas sumaron 3,713.3 millones de dólares, lo que representó un incremento de 10.6% respecto a igual periodo del año pasado, como resultado de la llegada de 5 millones 817,103 turistas internacionales, que registraron un aumento de 4.1%, reportó el Banco de México.

A pesar de que, durante febrero, que es el primer mes de temporada baja del año, las cifras fueron menores al mes previo, tanto en derrama económica como en arribos (7.1 y 2.1%), fueron las mejores de los últimos cinco años, con crecimientos acumulados de 48.1 y 48.6% del 2013 al 2017, respectivamente.

En el primer bimestre del año, la generación de divisas de los turistas internacionales (que integran a los turistas de internación y los de ingresos) creció 11.1% y sus componentes lo hicieron 11.4 y 3.7%, lo que se tradujo en un gasto medio de 578.9 dólares, mientras que el año pasado llegó a 542.4 dólares.

De acuerdo con estudios del Consejo Nacional Empresarial Turístico, las cualidades de México le permiten incrementar el gasto medio, por lo menos a los 900 dólares, en el corto plazo y con ello generar mejores condiciones de vida en los destinos económicos, por lo que hay que trabajar en mejorar la oferta turística.

En el caso de los turistas fronterizos, que generan menos de 4% del total de las divisas turísticas, en febrero se mostró un mejor comportamiento en llegadas, lo que resultó en una baja de 0.1%, mientras que en enero la baja fue de -4.5 por ciento. El primer mes del año tuvimos una caída pronunciada en la llegada de turistas fronterizos que no logramos identificar si fue causado por las políticas migratorias del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, las manifestaciones ocasionadas por el incremento de la gasolina u otro factor adicional, pero vamos a revertir la cifra , explicó el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, el mes pasado.

Cruceros, la oportunidad

El millón 485,790 de cruceristas que arribaron a algún puerto mexicano en los primeros dos meses del 2017, 12.6% más que igual periodo del año pasado, generaron ingresos por 89 millones de dólares, cifra 11.9% mayor.

Sin embargo, su gasto medio tuvo una baja de 0.6%, al pasar de 60.3 a 59.9 dólares, lo que representa uno de los principales retos por atender para el gobierno federal. La caída de los cruceristas inició en el 2010 luego de diversos hechos de inseguridad, por ejemplo, en Mazatlán, lo que obligó a las navieras internacionales a cambiar sus rutas.

Debe ser permanente

IP pide reforzar seguridad en zonas turísticas

La vigilancia y reforzar la seguridad en la actividad turística debe ser una acción permanente y no sólo por periodos vacacionales, advirtió el sector patronal del país, quien lamentó que en semanas pasadas Cancún y Acapulco –dos de los destinos de playa más visitados- enfrentaran altos índices de inseguridad.

Es urgente atender los problemas de inseguridad, porque pueden ser una causa del freno del crecimiento del turismo , exigió Gustavo de Hoyos Walter, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Comentó que para esta temporada vacacional se movilizaron destacamentos del Ejército, la Marina y la Policía Federal para reforzar la vigilancia en los principales destinos de playa; sin embargo, en días pasados Cancún y Acapulco se presentaron episodios críticos de violencia.

A nivel nacional, dijo, los delitos que más se incrementaron fueron el robo a camiones de carga, con un incremento anual cercano a 61%; el robo a transportistas que creció en números cercanos a 31% y el homicidio con arma de fuego que se incrementó cerca de 30 por ciento. Ya hemos vivido esa experiencia en México en el sexenio pasado, cuando la inseguridad causó que el país saliera de la lista de los 10 destinos turísticos más visitados del mundo . (Con información de Lilia González)

[email protected]