La producción de automotores mexicanos descendió 10.4% en abril pasado al fabricar 152,514 unidades; estos son 17,763 vehículos menos que en el mismo mes del 2010, por el efecto del tsunami en Japón que obligó a las armadoras a realizar ajustes en su operación, así como paros técnicos.

No obstante, Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), informó que las exportaciones crecieron 5.9% durante el cuarto mes del 2011 con 141,338 unidades, comparadas con el mismo mes del 2010. Aunque mostraron una caída de 5.6% en el principal mercado de destino, Estados Unidos.

En el reporte mensual, la AMIA explicó: La producción del mes de abril se vio afectada por los ajustes de líneas de producción que hicieron las armadoras aprovechando la Semana Santa, así como los paros técnicos que realizaron algunas de las armadoras japonesas para amortiguar el efecto del tsunami .

Esto provocó que la exportación de autos mexicanos a Japón también se afectara por las desgracias ocurridas en el país asiático.

En tanto, Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores destacó el aumento de 8% en la comercialización de vehículos ligeros, al colocar 65,246 unidades, cuando se vendieron 60,432 vehículos en abril del 2010.

El resultado anualizado de abril del 2011 muestra la pasmada lentitud con la que se mueve la tendencia a la alza en la venta de vehículos ligeros del mercado interno, el cual se encuentra todavía muy por debajo de los niveles alcanzados previo a la crisis (20.4%) , respondió el Presidente de la AMIA.

[email protected]