Aún cuando pueden haber desarrollos para diversos cultivos, son tres los que llaman la atención del mercado agrícola por los márgenes de ganancia que representan y son éstos los que mantienen el desarrollo de la biotecnología que ha ido muy lento. A nivel mundial, los datos refieren que los productos que más se comercializan son: maíz, soya y algodón, cuyas características son tolerancia a herbicidas y a insectos , afirmó Ariel Álvarez Morales, secretario Ejecutivo de la Cibiogem.

Así, el cultivo que ocupa el primer lugar mundial es la soya, con 47% de las hectáreas cultivadas (75.4 millones); le siguen el maíz, con 32% (51 millones); el algodón, con 15% (24.7 millones), y la canola, con 5% (8.2 millones); la papaya, alfalfa y papa representan juntas 1 por ciento.

De acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, la mayoría de los trabajos de investigación y desarrollo que se están realizando está enfocada a resolver problemas de adaptación. El cambio climático va a traer nuevas temperaturas y la mayoría de las compañías ya trabaja en analizar genes que puedan modificarse en las plantas para hacerlos más adaptables a las nuevas circunstancias.

DESARROLLAR TECNOLOGÍA

Si México no se mete a realizar investigación, entonces, vamos a hacer compradores de tecnología y dependientes de esa tecnología. Y eso es algo que debemos considerar seriamente , añadió Álvarez Morales. Datos del Servicio Internacional para la Adquisición de las Aplicaciones Agrobiotecnológicas, a nivel mundial, calculan que el mercado de semillas transgénicas alcanzó un valor de 13,200 millones de dólares en el 2011 (11,700 millones del 2010), mientras que el valor del producto final de grano comercial de cultivos transgénicos de maíz, soya y algodón se cifra, como mínimo, en unos 160,000 millones de dólares anuales.

Un estudio, dado a conocer por la empresa Cropnosis, estima que el descubrimiento, desarrollo y autorización de cada nuevo cultivo o evento biotecnológico cuesta unos 135 millones de dólares, además el valor de la cosecha mundial de estos productos aumentará entre 10 o 15% anual.

REINA DE LOS OGMS

  • 47% de las hectáreas cultivadas en el mundo con semillas genéticamente modificadas corresponde a la soya.

MAÍZ, MEDALLA DE PLATA

  • 32% de las hectáreas cultivadas en el mundo con semillas genéticamente modificadas corresponde al maíz.

pmartinez@eleconomista.com.mx