En medio de la discusión de la iniciativa del gobierno de Joe Biden para subsidiar vehículos eléctricos, Toyota eligió a Estados Unidos para instalar una nueva planta de baterías de iones de litio para vehículos híbridos, que implica la inversión de 1,290 millones de dólares.

La empresa automotriz reveló que Megasite de Greensboro-Randolph, en Carolina del Norte, ha sido elegida como la ubicación de su nueva planta.

“Carolina del Norte ofrece las condiciones adecuadas para esta inversión, incluida la infraestructura, el sistema educativo de alta calidad, el acceso a una fuerza laboral diversa, capacitada y un entorno acogedor para hacer negocios”, destacó la empresa japonesa a través de un comunicado.

El futuro de la movilidad es la electrificación y Greensboro-Randolph Megasite es el lugar ideal para hacer realidad ese futuro”, dijo Ted Ogawa, director ejecutivo de Toyota Motor North America.

La planta entrará en funcionamiento en el año 2025 y contará con cuatro líneas de producción, cada una capaz de entregar suficientes baterías de iones de litio para 200,000 vehículos, con la intención de expandirse a al menos seis líneas de producción para un total combinado de hasta 1.2 millones de vehículos por año.

“La inversión de 1,290 millones de dólares, incluidos fondos para desarrollar terrenos e instalaciones, realizada por Toyota y Toyota Tsusho se financiará parcialmente con una inversión total de aproximadamente 3,400 millones (de dólares) anunciada previamente el 18 de octubre, este monto no incluye fondos para el desarrollo de terrenos e instalaciones, a su vez, se espera que genere 1,750 nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos”, precisó Toyota.

El directivo informó: “el día de hoy marca el comienzo de una asociación de beneficio mutuo con el estado de Tar Heel, mientras nos embarcamos en nuestro viaje para lograr la neutralidad de carbono y brindar movilidad para todos”.

En octubre, Toyota dijo que establecería una nueva empresa y construiría una nueva planta de baterías automotrices en Estados Unidos con Toyota Tsusho, la división de comercialización de metales del fabricante de automóviles y una unidad del Grupo Toyota. Toyota tendrá una participación del 90% en la compañía de baterías.

La inversión la realizará una nueva empresa llamada Toyota Battery Manufacturing y se espera que cree 1,750 nuevos puestos de trabajo en Estados Unidos.

rrg /kg