Totalplay, el brazo de telecomunicaciones del Grupo Salinas, reportó una utilidad neta semestral de 344 millones de pesos para la primera mitad del año y de 560 millones de pesos para el periodo abril-junio, el segundo trimestre del ejercicio fiscal.

La empresa ingresó 13,195 millones de pesos en los primeros seis meses del año, 49% arriba con respecto a los 8,877 millones de pesos del mismo lapso de 2020.

Totalplay dijo que sus costos y gastos se incrementaron en 32% entre enero y junio, para ubicarse en 7,562 millones de pesos.

El aumento obedeció a la inversión realizada en la compra de contenidos atractivos para los suscriptores de televisión de paga y de Internet, así como por el pago de licencias de otros productos y también por las inversiones en el despliegue de redes de fibra óptica y por el arrendamiento de enlaces de interconexión.

La compañía también dijo que sus gastos de promoción en calle y en publicidad en otros canales de comunicación se incrementaron en 28 por ciento.

“En el segundo trimestre continuó la preferencia por los servicios de telecomunicaciones de Total Play y se fortalecieron de manera adicional el sólido posicionamiento de la compañía en el mercado, que se tradujo en un crecimiento sustancial en la penetración de hogares cubiertos con nuestra red y firme incremento en el número de servicios acometidos a organizaciones en el trimestre”, dijo la cablera.

“La mayor demanda generó un sólido incremento en ingresos, lo que, en conjunto con importantes estrategias que fortalecen la eficiencia en la operación, resultó en una notable expansión del Ebitda y de la rentabilidad de la compañía en el periodo”, agregó.

Totalplay reportó entonces un Ebitda de 5,663 millones de pesos, 71% sobre los 3,141 millones de pesos registrados en el primer semestre de 2020.

Al cierre de junio, la cablera tenía montada una red que alcanzaba a 13.2 millones de casas para atenderlas con sus servicios y productos de telecomunicaciones.

Totalplay destacó que su negocio residencial se incrementó en 56% más clientes, hasta cerrar el sexto mes del 2021 con 7 millones 729,277 suscripciones entre productos de video, voz o Internet y otros. Un año atrás, la empresa atendía a 4 millones 945,097 cuentas.

En detalle, el segmento de Internet creció 56% para Totalplay, hasta los 2 millones 929,329 millones de unidades. El negocio de telefonía fija lo hizo en 62%, hasta los 2 millones 866,068 cuentas, mientras que el segmento de televisión de paga reportó un crecimiento en el periodo de 48%, hasta generar 1 millón 933,880 suscripciones.

Este tipo de abonados, los residenciales, generó a la empresa un ARPU o un consumo promedio mensual de 615 pesos por suscripción en el primer semestre.

“El crecimiento de Totalplay residencial refleja la preferencia de miles de usuarios por la sólida oferta de servicios de internet con velocidades superiores en el mercado, contenidos sobre aplicaciones y atributos de TV lineal que optimizan la experiencia de entretenimiento del cliente, así como por soluciones de telefonía con cobertura mundial desde la aplicación móvil. En este contexto, la tasa de desconexión promedio del trimestre fue de 1.1% en comparación con 1.4% hace un año”, dijo la compañía.