Tapachula, Chis. A fin de apoyar a diversas comunidades vulnerables del país, la cadena de restaurantes Toks, en alianza con Rainforest Alliance y Fundación Gigante, entre otros actores, ha incorporado a su red de proveedores productos artesanales como el café.

Así, estableció una alianza con Productores orgánicos del Tacaná, una cooperativa con más de 150 pequeños productores de café, provenientes de 21 comunidades en la Reserva de la Biósfera del Volcán Tacaná, en la frontera entre Guatemala y México.

Para Gustavo Pérez Berlanga, director de Responsabilidad Social de Restaurantes Toks, uno de los principales retos de la cadena consiste en concientizar a los consumidores sobre todo el trabajo que hay detrás de cada taza de café.

“Se trata de hacer consciente al consumidor de lo que hay detrás de una taza de café. Uno de los objetivos es dar al cliente un producto excepcional, en el cual reciba un café orgánico de altura; por el lado de la sociedad, es demostrar que es posible integrar aspectos sociales y ambientales en tu modelo de negocio y ser exitoso; es decir, que sí podemos generar cambios positivos y continuar con la colaboración de la Iniciativa Privada”, dijo a El Economista.

Como ejemplo de la importancia del apoyo al campo mexicano, el directivo explicó que el año pasado surtieron más de 160 toneladas de café y el ingreso para los pequeños productores y la cooperativa ascendió a cerca de 11 millones de pesos.

Actualmente, 80% del café que se comercializa en Toks proviene de la región del Tacaná; la meta a marzo del 2020 es llegar a 100 por ciento.

“Toks tiene la capacidad de atender a cerca de 200 pequeños productores, pero hay más de 2,500 en toda la zona (...) Los mercados europeo y americano han mostrado interés, están conscientes de lo que implica el tema de sustentabilidad y nos han estado comprando el café para ofrecerlo a sus mercados”, agregó.

Importancia

Genaro Roblero, presidente del consejo administrativo de productores orgánicos del Tacaná, indicó que “de esta manera construimos algo muy importante para nuestra nación, los habitantes del mundo; el volcán Tacaná es un pulmón que nos genera mucho oxígeno, agua, elementos naturales”.

“En esta zona de Chiapas, a 1,500 metros sobre el nivel del mar, nuestros cafés a nivel internacional siempre estarán en un mercado de especialidad, por lo que nosotros queremos seguir creciendo”, señaló José Verdugo, intermediario entre actores y pequeños productores de café.

Lesly Aldana, directora de Proyectos de Rainforest Alliance, mencionó que la suma de todos los actores es muy importante, así como la diversificación de fuentes de financiamiento tanto nacionales como internacionales.

“Tenemos financiamiento por parte del Banco Interamericano de Desarrollo y la Agencia de Desarrollo Internacional de Estados Unidos, como también de la Fundación Gigante; este tipo de intervenciones son muy importantes porque aseguran la sustentabilidad de los proyectos en un largo plazo”, destacó.

“Con este tipo de interacciones tenemos cubierta toda la cadena de valor, desde la capacitación hasta el comprador, y buscamos la intervención directa y del conocimiento del consumidor final para que sepa de dónde provienen todos los productos que está consumiendo y las prácticas de hay detrás”, añadió Lesly Aldana.

Para Juan Manuel Rosas, director de Fundación Gigante, también es fundamental el trabajo conjunto de distintos actores para impulsar proyectos de esta índole, donde los principales beneficiados son los pequeños productores.

Reforestación

El pasado 30 de septiembre se llevó a cabo una jornada de reforestación en la reserva de la biósfera del volcán Tacaná, tierras que fueron severamente afectadas por los incendios acontecidos en febrero y marzo del 2018, los cuales impactaron en más de 66 hectáreas de bosque.

Todos los productores de café son conscientes de vivir junto a un Área Natural Protegida y conocen la necesidad de contar con diversidad de árboles para, entre otras cosas, generar oxígeno, combatir el cambio climático, fortalecer los cuerpos de agua y seguir produciendo un café orgánico de alta calidad.