Las acciones de la tercera cadena de supermercados del mundo, la británica Tesco, se hundían el martes después de que sus previsiones de beneficios fueran menores de lo esperado y en pleno escándalo por sus cuentas falsas.

Tesco anunció que sus beneficios operativos no superarán los 1,400 millones de libras (2,200 millones de dólares) en el ejercicio anual que concluye en febrero de 2015, cuando los analistas coincidían en que iban a ser mayores, de 1,940 millones.

Las acciones cayeron más de 14% en la bolsa de Londres.

"Tesco ya no es una inversión viable", dijo Marc Kimsey, operador de la firma Accendo Markets.

Las autoridades británicas lanzaron una investigación judicial sobre la empresa después de que Tesco revelara en octubre que había exagerado sus beneficios en 263 millones por errores contables que se remontaban a 2013.

Tesco es la tercera cadena de supermercados del mundo, detrás de la francesa Carrefour y de la líder mundial, la estadounidense Wal-Mart.

erp