Cada cuatro años, los Juegos Olímpicos generan la competencia entre deportistas y entre las cadenas de televisión, que aprovechan este evento para alcanzar mayores índices de audiencia.

En la transmisión de los Juegos Olímpicos Londres 2012, la NBC consiguió que 40.7 millones de televidentes sintonizaran su señal en la inauguración, superando los 39.8 millones registrados en la inauguración de Atlanta 1996.

Con la ventaja de ser la cadena del país anfitrión, la BBC ha conseguido 10-15 millones de televidentes cuando los deportistas locales compiten, sobre todo, si hay medallas de por medio.

También las cadenas de televisión de paga han mejorado sus niveles de audiencia en los Juegos Olímpicos. Una de ellas es Eurosport. La cadena deportiva más importante de Europa, con transmisiones en más de 50 países, ha elevado 7% su rating en esta época.

En México, el rating de una de las televisoras sigue la misma tendencia de romper récords, pese a los llamados de algunos inconformes electorales a boicotear las transmisiones olímpicas.

Desde que arrancaron los Juegos Olímpicos, hace dos semanas, la mayoría de los televidentes mexicanos ha preferido la señal de Televisa para ver las competencias, tanto en televisión abierta como en televisión de paga.

Desde el día de la inauguración, Televisa tomó la delantera sobre su principal competidor, pues 80% más televidentes prefirió ver la ceremonia inaugural por Canal 5 que por Canal 7, de TV Azteca.

Canal 5 aventajó por mucho a sus competidores aun cuando todos transmitieron exactamente la misma señal; la diferencia pudo ser el valor agregado de los comentaristas de Televisa en la transmisión.

Comparando los programas estelares de las dos televisoras, la mayoría de los televidentes prefiere ver las competencias a través de La Jugada de Televisa, lo que le ha dado un rating que duplica al de Pasión Olímpica de TV Azteca.

En la transmisión de eventos de gran magnitud, éste es el que más distancia ha generado entre los ratings de las dos televisoras.

En televisión de paga, los canales de Televisa también han sido favoritos. TDN y TDN 2.0, sus dos canales que transmitieron la ceremonia inaugural, captaron a 64% de todos los televidentes que vieron el evento por señal restringida.

En estos Juegos Olímpicos, Televisa registra el mismo nivel de audiencia que en los mundiales de futbol del 2006 y el 2010, pero el rating se puede disparar este sábado en la final de futbol México-Brasil.

Esa transmisión podría romper el récord del México-Brasil en la Copa Confederaciones, en 1999.

En el México-Japón del pasado martes la transmisión del encuentro por Canal 2 alcanzó 16 puntos y un share de 43 puntos o sea, casi 50% de los televisores encendidos en México estaba en ese canal.

Los anunciantes también compiten. Al pasar México a la final, varias marcas han buscado espacios publicitarios para anunciarse en los programas previos al partido y durante el mismo. Sin duda, este sábado será de récords.