El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) incorporó una cláusula que garantiza la permanencia de su Contrato Colectivo de Trabajo, frente a los cambios que vive Teléfonos de México (Telmex), para evitar cualquier impacto negativo que traiga la división funcional de la empresa.

Previo al cumplimiento de la prórroga establecida para hoy en el estallamiento a huelga, Francisco Hernández Juárez informó a los agremiados la propuesta que aprobó la asamblea en el que contemplan 4.5% de incremento salarial.

En la circular informativa sobre la revisión contractual 2018-2020, se informó que “Teléfonos de México ratifica el compromiso de cumplir sus obligaciones laborales (...) de sus trabajadores activos y jubilados sindicalizados, plasmados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la Ley Federal del Trabajo, en el Contrato Colectivo de Trabajo, garantizados en los ordenamientos citados y por el artículo XVIII transitorio del Decreto de Reforma Constitucional en materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión”.

En trabajo futuro, el acuerdo del STRM con Telmex fue “la inclusión del personal sindicalizado en lo correspondiente a los servicios proporcionados por la empresa, en las actividades futuras, derivadas de los cambios tecnológicos en el ámbito de las Tecnologías de Información y Comunicación”.

Ambas partes acordaron continuar sus acciones legales ejercidas, por la separación funcional que ordenó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), mismas que se encuentran en trámite.

La negociación sindical informó que este año fue muy complicado llegar a un acuerdo, toda vez que se sumaron “la regulación, la condición de preponderancia y el cumplimiento de las determinaciones del IFT, incluyendo el de la separación funcional, así como los referentes a la calidad y continuidad del servicio”.

Con este acuerdo se conjura uno de los emplazamientos del Sindicato; no obstante, sigue vigente el vinculado a las violaciones de contrato colectivo de trabajo.