La española Telefónica insistió ante Portugal Telecom (PT) en que está dispuesta a seguir intentando comprar la participación de PT en la operadora brasileña de teléfonos móviles Vivo, por la que ofrece 7,150 millones de euros.

"Telefónica está dispuesta a continuar buscando las soluciones posibles para llevar a buen fin la operación, en la medida en que exista la disponibilidad de Portugal Telecom a estos efectos, y de tal manera que las partes interesadas se sientan confortables", indicó en un comunicado.

Según el grupo líder español en telecomunicaciones, su oferta, que está en vigor hasta el 16 de julio y que ha elevado dos veces, es "impecable".

Telefónica presentó inicialmente una oferta de 5,700 millones de euros que elevó a 6,500 millones de euros y finalmente a 7,150 millones de euros.

La empresa dijo haber "tomado nota" de que su propuesta fue rechazada en la junta de accionistas de PT del 30 de junio al hacer uso el Estado portugués de la "golden share" o acción de oro que mantiene en PT, aunque la oferta fue aprobada por el 73.9% de los accionistas.

Telefónica y PT poseen un 50% cada uno de la sociedad holandesa Brasilcel, que a su vez controla el 60% de la compañía brasileña de telefonía móvil Vivo.

Telefónica, que considera a Brasil como uno de sus motores de crecimiento, quiere hacerse con la totalidad de Brasilcel, pero PT también considera a Brasil un país estratégico.

El Tribunal de Justicia de la UE se pronunciará sobre esta decisión el jueves, después que la Comisión Europea recordó su oposición a las "acciones de oro".

Una 'acción dorada' es una parte mínima de acciones que se queda un Estado en una empresa pública cuando se privatiza que le dan derecho de veto.

RDS