Este jueves vence la segunda prórroga de seis meses entre Telefónica y el gobierno mexicano para llegar a un acuerdo en el conflicto de tarifas de interconexión que sostienen desde el 2012 y en el que firma española reclama una indemnización por más de 14,000 millones de pesos.

En el 2012 la firma española demandó al gobierno de México por más de 14,000 millones de pesos derivado de la baja de tarifas de interconexión.

En la página del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), organismo perteneciente al Banco Mundial (BM), en el cual se lleva a cabo el proceso de arbitraje, se establece pendiente (el procedimiento se suspende hasta el 16 de marzo del 2017, conforme al acuerdo de las partes del 19 de septiembre del 2016). Esta resulta la segunda prórroga, la primera fue hasta el 16 de septiembre pasado. En este tiempo la telefónica buscaría lograr un acuerdo con el gobierno mexicano para echar abajo su demanda o seguir con ésta.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, el 8 de septiembre del 2011 recibió una notificación en la que Telefónica le advertía de su intención de promover un arbitraje al amparo del Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones México-España.

El reclamo de la empresa deriva de resoluciones dictadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y por la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) a partir del 2008, y en particular por el criterio adoptado por el regulador a partir del 2011, cuando fijó una tarifa de 39 centavos por minuto, una reducción de 61% respecto a la tarifa del 2010, lo cual afectó sus inversiones.

La demanda resulta la más cuantiosa que se ha presentado contra el gobierno mexicano en un arbitraje internacional.

Ernesto Piedras, director de la Competitive Intelligence Unit (CIU), comentó que en su momento la interconexión para Telefónica fue una fuente importante de ingresos, por lo que la baja de tarifas fue un golpe fuerte a su modelo de negocios . Dio como referencia que de la base de clientes de Telefónica, 87% es prepago con un ingreso promedio por usuario de 40 pesos, mientras que el general (entre prepago y pospago) es de 60 pesos, por lo que su tráfico es receptor y sus ingresos vienen por interconexión o terminación de llamadas.

Sin embargo, de acuerdo con el especialista, hoy en día Telefónica enfrenta mejores condiciones de competencia, pues el agente económico preponderante está regulado asimétricamente y, por el bien del sector , la empresa y el gobierno deben llegar a un acuerdo.

Hasta el momento no hubo un pronunciamiento de Telefónica.

Largo proceso

  • 2008: La extinta Cofetel fija la tarifa de interconexión en 42 centavos por minuto
  • 2011: Emite una nueva en la que determina la tarifa de interconexión en 39 centavos por minuto
  • La SE recibe una notificación en la que Telefónica advierte de su intención de promover un arbitraje al amparo del Acuerdo para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones México-España
  • 2012: Telefónica presenta la demanda
  • 2013: El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial (BM) conforma el tribunal que resolverá la demanda de Telefónica contra el gobierno mexicano por más de 14,000 millones de pesos
  • 2016: Telefónica suspende por un plazo de 6 meses el arbitraje que inició contra el gobierno mexicano
  • Se toma una nueva prórroga de seis meses, misma que vence este 16 de marzo del 2017.

[email protected]