La innovación tecnológica que ha desarrollado DHL Supply Chain en México (uso de robots para funciones administrativas, impresiones en 3D y la creciente visibilidad en tiempo real de los procesos para sus clientes) generó ahorros de hasta 30% el año pasado, y ya es ejemplo para otros países (Australia y Japón), afirmó su vicepresidente del sector Transporte, Juan Carlos Aderman.

“Estamos buscando las mejores soluciones para nuestros clientes en todos los sectores, que cada vez más nos ven como aliados estratégicos. Gracias a ello, el año pasado sumamos 18 clientes más, por lo que ya tenemos más de 160”, comentó. La filial de DHL terminó el año con más de 450,000 embarques en todo el país, que realizaron las 500 empresas de transporte que le dan el servicio (de las que sumaron 50 en los últimos doce meses).

Sin poder ofrecer mayores detalles de la empresa, el directivo afirmó que se registró un crecimiento en su facturación de dos dígitos, pese a las diversas complicaciones del 2018, debido a que fue el último año de un sexenio y que la confianza ganada es cada vez mayor, por lo que este año podría tener un comportamiento similar.

Durante una visita por las instalaciones ubicadas en el Estado de México, se le preguntó a Juan Carlos Aderman cuáles son los sectores que representan mayores retos para sumar nuevos clientes:

“Es difícil responder porque hay muchas diferencias. Nos hemos preparado para tener personal especializado en cada uno y generar soluciones que generen valor. En el sector de tecnología se busca mayor seguridad de las cargas; en el farmacéutico, lo mejor en control de temperaturas. En ambas nos reconocen. Nos ha ayudado mucho la cercanía que tenemos con los clientes, que incluso vienen a nuestras instalaciones a trabajar aspectos específicos”, refirió.

Más robots este año

Los ahorros generados por la operación de DHL Supply Chain el año pasado serán invertidos en continuar con la adaptación de tecnología, lo que implicará adquirir por lo menos seis robots más, que se suman a los tres que ya tienen en operación. Su vicepresidente del sector Transporte detalló que no necesariamente se trata de grandes máquinas, sino que forman parte de los llamados procesos robóticos de automatización, es decir robots de software que ayudan a agilizar flujos de trabajo mundanos, repetitivos y no cognitivos, que permiten que su personal pueda enfocarse con nuevos bríos en la atención directa con los clientes.

[email protected]